La organización del Partido Liberal

Con gusto hacemos constar que los trabajos de la Junta encaminados a robustecer el Partido, están dando un resultado satisfactorio. Día a día llegan a las oficinas de la Junta los cupones de adhesión debidamente requisitados por nuevos compañeros que ingresan al Partido Liberal, y, de seguir así las cosas, bien pronto quedará terminada la organización revolucionaria que se está haciendo en México.

Sin embargo, es preciso que los compañeros que no se han inscrito todavía como miembros del Partido, lo hagan sin pérdida de tiempo y envíen sus cuotas, pues mientras menos tiempo tarde en quedar concluida la organización de los grupos, más pronto será dada la señal del levantamiento general que la Junta está preparando.

Algunos grupos liberales están ya en acción; pero se necesita que haya un gran número de ellos en todo el país para que se robustezca el movimiento, y para la formación de esos nuevos grupos, la Junta necesita contar con fondos bastantes para enviar Delegados por todas direcciones.

Para eso es para lo que tienen que contribuir los miembros del Partido Liberal. Envíen puntualmente sus cuotas e inviten a las personas de su conocimiento a que se adhieran al Partido.

Una vez concluidos los trabajos de organización revolucionaria, la Junta se constituirá en territorio mexicano para ponerse a la cabeza del grandioso movimiento emancipador. Los trabajos de organización reclaman la seguridad de la Junta en el momento actual, pues si la Junta cayera prisionera, quedarían interrumpidos esos trabajos. Cuando vaya a comenzar el movimiento que la Junta prepara, el deber de sus miembros es marchar al campo de acción y así lo harán, para poner el ejemplo que desean sea imitado por las masas.

Así, pues, compañeros, no perdáis oportunidad para hacer que ingresen al Partido nuevos miembros. Mientras más miembros haya en el Partido, las cuotas serán más abundantes y los trabajos de la organización de los grupos revolucionarios de México para el movimiento que prepara la Junta, se harán con más facilidad y rapidez.

Hay que pensar en que la chispa que arde en estos momentos puede apagarse, y entonces sería más difícil la insurrección Liberal. Ahora es oportuno efectuar el movimiento de insurrección del Partido Liberal, y para efectuarlo se necesita la organización de los grupos que han de levantarse en armas, pues con los trastornos y prisiones que sufrieron los miembros de la Junta, el trabajo fue muy lento en estos últimos años y sólo comenzaron a recibir más fuerte impulso cuando cesaron las persecuciones en agosto último.

Los miembros de la Junta que no han estado presos han estado perseguidos furiosamente en estos últimos años, y a eso se debió que el Partido no hubiera estado listo cuando se rebeló Madero.

Alistémonos, compañeros. No se nos presentará mejor ocasión para hacer preponderar nuestros principios que el actual estado de guerra en que se encuentra México. Apresurémonos a fortalecer al Partido y volemos enseguida todos a tomar el fusil.

Ricardo Flores Magón

Regeneración, núm.16, diciembre 17, 1910.