Regeneración N° 12, 31 octubre 1900

ATENTADO A LA LIBERTAD INDIVIDUAL

Se nos ha comunicado un hecho escandaloso, originado por un descuido que privó de la libertad durante siete días a tres individuos.
Cesáreo, José y Tomás Monroy fueron enviados equivocadamente a las bartolinas de la Cárcel de Belén, por el Subalcaide de la misma. Ese hecho ocurrió el 17 de este mes. Dicho empleado se olvidó de que aquellos individuos permanecían en la Cárcel sin orden judicial alguna, hasta que la familia de uno de ellos puso el caso en conocimiento de un Abogado, quien obtuvo que se destruyese el error, poniéndose en libertad a los encarcelados el día 23 del corriente.
El hecho es grave. Una equivocación ha originado que tres individuos permanezcan siete días privados de su libertad, sin ordenamiento judicial. Cualquier día se fusila a alguien por equivocación.

Se nos dice que para subsanar el mal, se pretendía que el Sr. Juez 1º de lo Criminal que conocía el proceso abierto contra esos individuos, los tomase a su cargo, manera sencilla de cubrir el expediente; pero el Sr. Castellanos León esquivó cuerdamente su intervención en el asunto, y con justicia, pues de lo contrario hubiera aparecido que dicho Juez había tenido en la prisión a los hermanos Monroy, durante siete días, sin decretar la formal prisión dentro del término Constitucional.
Sería muy conveniente que se evitasen en los futuro, estos repugnantes espectáculos que violan garantías individuales.