Regeneración N° 13, 7 noviembre 1900

¿Arbitrariedad?

Primero de El Popular y después de El Imparcial, hemos recogido la nota de que el Inspector General de Policía, con motivo del incendio de la “La Tenería Nacional,” ordenó la detención de los Sres. Jorge Hiss, Director del establecimiento, Guillermo Frederich, Administrador del mismo, y el Gerente Técnico Gustavo Rohner.

Según El Popular, el Sr. Hiss fue llamado por el Inspector General de Policía, y por no haber podido dar explicación satisfactoria respecto de la causa del incendio, pues estando paralizados los trabajos, difícilmente podía haber fuego en el interior del edificio, fue detenido e incomunicado. Se ordenó también la detención de las otras personas.

Sorprende la determinación del Inspector General que ordena la detención de una persona, por el fútil motivo de no haber podido dar explicaciones sobre la causa del incendio. No siempre se puede precisar el origen de un siniestro. Mucho se discutió después del incendio de “La Valenciana,” sobre si el origen de él fue una colilla de cigarro o un cruzamiento de los alambres de la luz eléctrica.

A primera vista, salvo alguna rectificación posterior, nos parece aventurada la disposición del Inspector General. Para motivar nuestra creencia, recordaremos que en México, según la estadística del Procurador de Justicia, un cincuenta por ciento de las aprehensiones son arbitrarias