Regeneración N° 16, 30 de noviembre 1900

DESPOBLACION DE AGUASCALIENTES

Amargamente se queja nuestro ilustrado, digno colega El Heraldo, de Aguascalientes, de los tristes resultados que dio la funesta Administración del Gobernador Arellano1. Aguascalientes se está quedando sin habitantes.

Durante esa Administración, que con horror recuerdan los ciudadanos del Estado, se les deportaba injustificadamente, arrancándolos de sus hogares para remitirlos en calidad de rateros al Valle Nacional, o bien se les hacía sentar plaza de soldados en el ejercito, atribuyéndoles supuestos delitos que ni siquiera habían pensado cometer.

Ese sistema de terror aplicado a ciudadanos honrados, motivó la emigración de los habitantes de Aguascalientes, que prefirieron las eventualidades de una vida aventurera al sobresalto de que vivían con la amenaza de un gobierno despótico.

El censo ha venido a poner en claro la despoblación de Aguascalientes, arrojando una disminución de 6127 habitantes en cinco años.
Sin embargo de esto, seguirá cacareándose nuestro gobierno paternal.

1 Rafael Arellano y Ruiz Esparza, (1850-1919). Hacendado hidrocálido, diputado local, gobernador sustituto (1881-1883) y constitucional (1895-1899).