Regeneración N° 17, 7 diciembre 1900

EL COLMO DE LA ADULACIÓN

Un diario de la Capital, después de vaciar sobre el Presidente de la República un saco bien repleto de elogios, y de agotadas sus fuerzas en el pugilato de agasajos que ha sostenido con las otras hojas periodísticas, hace su víctima al caballo del General.
            “En las esquinas se fijaron lujosos ejemplares de este programa, con una buena litografía, en que se representa al señor General Díaz, montado en arrogante caballo.”
            Después de esta adulación portentosa, nos viene a la memoria el caballo de Calígula1.

1 Calígula. (12-41). Cayo César, emperador romano en el año 37. Durante los primeros años de su reinado gozó de considerable popularidad a causa de la reducción de impuestos. Aparentemente presa de una enfermedad mental comenzó a cometer extravagancias célebres, por ejemplo el mandato de colocar estatuas suyas en los templos, o el nombramiento de senador a su caballo Incitatus, a que aquí se alude. Estas actitudes lo convertirían a la postre en símbolo de la decadencia imperial.