Regeneración N° 17, 7 diciembre 1900

EL PUEBLO Y EL PERIODISTA

El digno pueblo de Jalisco acaba de dar muestras de elevado sentido moral.

El Sr. Atanasio Orozco, redactor del valiente y honrado colega Jalisco Libre, ha sido puesto en libertad, en virtud de haber cubierto los particulares, la exorbitante suma que el Juez señaló como fianza al Sr. Orozco.

El triunfo se debe al apreciable colega La Libertad, de Guadalajara, que fue quien inició una subscripción popular para cubrir la fianza.

Esto quiere decir, que el pueblo considera al periodista honrado, no como un charlatán que vocifera exigiendo mentidos derechos y clamando el cumplimiento de falsas obligaciones, sino como defensor de sus intereses, destinado a luchar por sus principios y derechos, cuando unos y otros se ven lastimados por la arbitrariedad y el abuso.

Acción tan digna, hará comprender a la funesta administración de Jalisco, su impopularidad y la urgente necesidad que tiene de dimitir.

Enviamos nuestros aplausos al pueblo de Jalisco, por su elevada actitud, y en particular a nuestro ilustrado colega La Libertad, a quien felicitamos de todo corazón, por los brillantes resultados de su labor honrada y fecunda.