Regeneración N° 17, 7 diciembre 1900

ALUMNOS INDIGNADOS

Varios alumnos de la Escuela de Jurisprudencia se han acercado a nuestras oficinas, para indicarnos su indignación por haber figurado en la pasada Procesión de la Paz, como representantes de la Escuela, los alumnos Miguel de la Garza, Celestino Cossío, Miguel Pereira y un tal Gutiérrez a quien nadie conoce. Aseguran los quejosos que los alumnos de la Escuela no han autorizado esa delegación, sino que los referidos jóvenes se propusieron para desempeñarla.

Tienen razón los alumnos de Jurisprudencia. Cuando la Escuela ha nombrado delegados, los ha escogido entre los alumnos conspicuos, para estar dignamente representada. Por una mera casualidad hemos pasado por la Escuela de Jurisprudencia, y nos hemos sorprendido al ver en la tabla de avisos, las siguientes calificaciones obtenidas en los exámenes últimos por los alumnos que se delegaron a la Procesión de la Paz.

Miguel de la Garza.- Reprobado por mayoría.

Celestino Cossío.- Reprobado por unanimidad.

Miguel Pereira.- Tres bien.

Gutiérrez.- Ni solicitó examen este año.

Esto viene a confirmar la protesta que ya publicamos, de los alumnos de esa Escuela.

Ese plantel no estuvo representado en la Procesión de la Paz, porque no quiso asistir a ella. Los alumnos que se titularon sus representantes, no lo han sido, en verdad, porque no es creíble que hubiesen obtenido ese nombramiento. Más bien es creíble que, como se dice, se designaron para representarla.

Lástima grande es, que haya jóvenes que se presten a farsas.