Regeneración N° 17, 7 diciembre 1900

Una Estatua Del General Díaz

No satisfecho el Lic. Curiel1, Gobernador de Jalisco, con sus desaciertos administrativos, y buscando más amplitud a su imaginación fecunda, que sentía descalabrarse en la cárcel de la caja craneana, propuso, según se nos informa, en el banquete con que el “Círculo de Amigos del Presidente” regaló a los Gobernadores de los Estados, que se levantase una estatua al Sr. Gral. Díaz.
            Afortunadamente el hielo de la indiferencia congeló su entusiasmo y nadie tomó a lo serio su iniciativa audaz.
            Recordaremos al referido Gobernador, las sabias frases del último discurso del Sr. Lic. Juan A. Mateos: “y Guzmán Blanco2 en Venezuela, donde se hizo levantar estatuas, que derribó el pueblo, porque las estatuas de los vivos se desmoronan, y precisamente hoy, 6 de diciembre, es el aniversario del tumulto popular que derrumbó las estatuas de Santa Anna.”
            Que la lección sea provechosa.

1Luis del Carmen Curiel. (1846-1930).  Abogado y militar jalisciense. Gobernador del estado en varios periodos, hasta enero de 1903. Senador de la República en la XXVI Legislatura.

2 Antonio Guzmán Blanco. Abogado venezolano. Entre 1863 y 1888, compartió el poder con allegados. Caudillo autócrata e ilustrado, impulsó la modernización de Venezuela.