Regeneración N° 4, 31 agosto 1900

EN DEFENSA DEL JUEZ DE TEHUACÁN

Dice el gacetillero de la Revista de Puebla, periódico oficioso, pero malo, que la Suprema Corte incurrió en error al amparar al Sr. Esteban Montiel por el proceso, que por injurias al Sr. Gobernador Mucio P. Martínez, le inició el Juez de Tehuacán, declarando el Alto Tribunal de Justicia, que ese Juez no tenía facultades para iniciar de oficio un procedimiento criminal que sólo a petición de parte puede iniciarse.
            La actitud correctísima de la Suprema Corte es motivo de burla para ese periódico, puesto al servicio del Gobernador Martínez. Olvida sin duda, que no es éste el único caso en que la Corte ha amparado a Montiel contra actos del Juez a que nos referimos, sino que cada vez que ha pedido, se le ha concedido en vista de la justificación de sus pedimentos, castigando con sus justas resoluciones, los procedimientos contrarios a derecho de la autoridad responsable.
            Ya era tiempo de que comprendiera el Juez aludido, que la adulación al Gobernador no se compadece con los severos preceptos del Código Penal.
            Risible nos parece la defensa que la revista de Puebla, periódico sin prestigio alguno científico, hace de los actos del Juez de Tehuacán, que mal que le pese al Juez, al gacetillero del periódico y a quien lo inspire, han sido reprochados por el cuerpo más alto de letrados, la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

->Regresar a GACETILLA, Regeneración no. 11