Regeneración N° 19, 23 diciembre 1900

El nuevo Gobernador del Distrito

Hace pocos días, D. Ramón Corral1 ocupó el puesto que dejó vacante el Sr. Lic. Rebollar. Ya muchos se prometen la inauguración de reformas de utilidad práctica. Las creemos difíciles.

El Sr. Corral viene de una lejana frontera de la república, en donde no fue aceptada su gestión administrativa. Tuvo sus desaciertos, desaciertos graves que recuerdan bien los sonorenses.

Tal vez nos equivocamos; nos alegraríamos de ello, pero creemos que para ocupar el puesto de Gobernador del Distrito es necesario el contingente de una observación laboriosa de la localidad, que no se obtiene por cierto, en los lejanos confines de la República.

Es imposible que el Sr. Corral, por más que traiga a cuestas un fardo bien repleto de buenas intenciones, conozca a primera vista la sociedad en que va desempeñar su cometido. Tendrá que dar traspiés al caminar a obscuras. Pero no adelantemos los acontecimientos; y observemos los primeros pasos de nuestro nuevo Gobernador.

 

1 Ramón Corral  (1854-1912). Empresario y político sonorense. Diputado suplente por el distrito de Álamos en 1877. Vicegobernador constitucional de Sonora de 1887 a 1891. Gobernador del Estado durante el periodo de 1895-99; su administración se destacó por la introducción de mejoras materiales: alumbrado público, agua potable, fomento a la minería, etc. Gobernador del Distrito Federal de 1900 a 1903, cuando fue nombrado Secretario de Gobernación, cargo que ocupó hasta 1911. Vicepresidente de la República en 1904. Exiliado en Francia en 1911.