Regeneración N° 6, 15 septiembre 1900

El Sr. Zubieta, disgutado

Se nos dice que el Sr. Magistrado Don José Zubieta, está sumamente disgustado por un entrefilet que insertamos en nuestro número anterior1, y en el que dimos la noticia de que dicho señor, se permitió mandar apercibir con lo que hubiera lugar, a los Jurados que no concurriesen al sorteo respectivo del Jurado que había de conocer de la responsabilidad que se exige a Juez de paz de Toltepec.
            Nos recomienda el señor Zubieta, que antes de dar nuestra opinión, revisemos las leyes. Con pena manifestamos al Sr. Presidente de la 1ª Sala del Tribunal Superior, que las hemos revisado y en el entrefilet aludido, hicimos notar que el art. 342 del Código de Procedimientos Penales, en su parte final, previene que cuando no concurriese el número que dicho artículo señala, se repetiría la insaculación o sorteo que ordena el 311, pero no impone ninguna pena a los jurados faltistas ni autoriza ningún apercibimiento.
            Ya ve el Sr. Zubieta que no hablamos de memoria.
            Por otra parte, si chocan esas citaciones con apercibimiento, choca más el tener que esperar a la persona que con tanta urgencia manda hacer la citación, para determinada hora, y que se presenta más tarde, haciendo perder inútilmente su tiempo a los postulantes que viven de su trabajo.
            Ahora bien, nosotros deseamos saber en que ley o leyes se fundó el Sr. Lic. Zubieta para citar con apercibimiento y hacerse esperar con perjuicio de las personas citadas.

1 Vid.  “Postulantes agraviados”, Regeneración, no. 5, 7 de septiembre, 1900.