Regeneración N° 7, 23 septiembre 1900

LA DENUNCIA DEL GOBERNADOR CANTÓN1

La Suprema Corte de Justicia de la Nación, acaba de dar otro ejemplo de plausible independencia, al revocar por unanimidad de votos el auto del Juez de Distrito de Yucatán, que negó al Sr. Ing. Primitivo Peniche la suspensión del acto reclamado en el amparo que este señor promovió contra su arbitraria prisión originada por denuncia del Gobernador Cantón.
            El Sr. Ing. Peniche era Director de El Eco del Comercio, periódico que con honradez, energía y vigor, atacó los escandalosos manejos de los jugadores de Mérida y la complacencia del Gobierno del Estado.
            La actitud de la Suprema Corte es digna del aplauso de los buenos ciudadanos, porque en este caso ha juzgado sin preocupaciones y nada le ha importado la personalidad del Gobernador Cantón, procurando tan sólo proteger a las personas que son víctimas de atentados que todo el mundo reprueba y que no sabemos por qué fatales circunstancias, las más de las veces, quedan burladas las víctimas sin oírse las protestas de los hombres honrados.
            Las autoridades de Yucatán no deben estar muy satisfechas con el reproche de la Corte, porque la suspensión que acaba de conceder a un periodista honrado, significa que según el ilustrado criterio de ese alto Tribunal, no son bien considerados sus manejos.
            Muchas de esas lecciones necesitan esas autoridades y otras muchas, como algunas de Veracruz, que persiguen hasta el terror a los periodistas honrados y se solazan con la impunidad de que gozan los tahúres.
            Exasperan esos ataques a las garantías individuales, que urge reprimir severamente consignando a las autoridades responsables para que sean castigadas con todo el rigor de la ley.

 

1 Francisco Cantón Rosado. (1833-1917). Militar yucateco. Hizo carrera combatiendo a los indios rebeldes mayas. Bajo el imperio de Maximiliano se le otorgó la Cruz de Caballería de Guadalupe por su lucha contra los republicanos. Partidario de Porfirio Díaz, en 1876 secundó la rebelión de Tuxtepec. El triunfo le significó la banda de general. Diputado local y federal varias veces. Fue gobernador de Yucatán (1898-1902), periódo en el que llegó a su término la campaña contra los indios mayas.rebeldes.