Regeneración N° 21, 7 enero 1901

GOBIERNO PROGRESISTA

La Estrella del Salvador, periódico independiente y sesudo que se publica en aquella simpática República Centro Americana, nos trae la noticia de que el liberal e ilustrado gobierno de dicha República, ha declarado libre de todo derecho fiscal e impuesto, el papel de imprenta para periódicos.

Dice el acuerdo del Gobierno:

«Palacio del ejecutivo.

«San Salvador, Octubre 19 de 1900.

«En el deseo de favorecer la industria tipográfica y facilitar, hasta donde sea posible, la propagación de las luces por medio de la prensa, el Poder Ejecutivo ACUERDA: eximir de todo derecho e impuesto la introducción del papel de imprenta  para periódicos.- Comuníquese.

«(Rubricado por el señor Presidente.) Secretario de Ramo NOVOA. »

Como se ve el gobierno de El Salvador tiene en gran estima la misión de la prensa en las sociedades civilizadas, y para llenar su fin, se la facilitan los medios necesarios, abriendo de par en par las puertas de la importación, antes de cerrarlas con detrimento del adelanto moral de aquel vigoroso pueblo.

Desgraciadamente, no pasa lo mismo entre nosotros, no obstante que las hojas oficiales alharaquean un grado de civilización mayor, que el efectivo de otras Repúblicas Americanas. Aquí, el derroche de los fondos públicos en el sostenimiento de publicaciones que, en vez de honrar, desprestigian al Poder, ha matado toda competencia honrada en el periodismo.

Por otra parte, en vez de alentar de alguna manera el progreso de las empresas periodísticas, se les deprime, se les ahoga, se les arrebata sus establecimientos tipográficos con pretexto de alguna denuncia, como a El Correo de Lunes1, El Demócrata2, La República3, El 934, El Diablito Bromista, El Estado de Veracruz y El Hijo del Ahuizote, en esta Capital, La Regeneración de Sinaloa, en Sinaloa, El Huarache, en Oaxaca, El Sol, La Luna y El Demócrata, en Sonora, El Mauser, La Voz del Pueblo y toda la prensa independiente en Veracruz, El Eco Comercial5 en Yucatán, toda la prensa independiente en Coahuila, durante la funesta administración de Garza Galán6, y otra infinidad de periódicos que se han escapado a nuestra memoria.

 Si se agrega  a lo anterior la consideración de las altas cuotas arancelarias con que se grava la importación del papel para periódicos y la alta protección, que degenera en monopolio, de que goza una empresa papelera bien conocida, no llegamos, ni con mucho,  a encontrar en nuestro gobierno protección alguna a las empresas periodísticas.

 

1  El Correo del Lunes, México, D. F. (1888-¿?). Dir. Adolfo Carrillo.

2  El Demócrata, México D.F., (1893) Dir. Joaquín Claussel.

3  Probablemente. La República, México, D. F. (1890-¿?). Dir. José F. Godoy.

4  El 93. ‘Periódico indpendiente consagrado a defender los intereses de todas las clases sociales’, México D.F. (1892-¿?). Dir. Luis B. Cárdena. Reds. Enrique Gerbino, Víctor W. Becerril.

5  Probablemente: El Eco del Comercio, Mérida, Yuc. (1899-1907). Dir. Roberto Castillo Rivas.

6  José María Garza Galán. (¿?-1902). Militar que hizo carrera sometiendo a los indios apaches. Fue gobernador de Coahuila en 1885. Emilio Madero y Venustiano Carranza se sublevaron en su contra. Depuesto.