Regeneración N° 21, 7 enero 1901

AUTORIDAD ARBITRARIA

Nos vamos a ocupar de otra autoridad arbitraria y despótica.

El Presidente Municipal de San Lorenzo Achiotepec, Distrito de Tenango de Dolores, Hgo., se distingue por hacer su voluntad.

Los vecinos del pueblo construyeron una casa de madera, para que sirviera de alojamiento a las autoridades que visitaran la población, y el Presidente Municipal, sin consentimiento de los vecinos, ha dispuesto de dicha casa permitiendo que una persona la usara para establecer un negocio comercial.

Este acto arbitrario ocasionó, que D. Jesús Gómez, en nombre del pueblo, hiciera presente al Presidente Municipal su disgusto. El mandatario por toda respuesta lo envió a la cárcel, donde lo tiene encerrado sin hacerle saber la causa de su prisión.

Ese acto arbitrario, pone de relieve el mal tino que tienen los Gobernadores y Jefes Políticos para el nombramiento de las autoridades de los pueblos, ya que no permiten que haya elecciones, al menos que nombren personas cultas para autoridades y no individuos que no tienen conciencia de lo que son las garantías individuales.