Regeneración N° 22, 15 enero 1901

FRAILE IRACUNDO

Dice ¡Excelsior,! valiente colega liberal que se publica en Veracruz con la aceptación unánime de las personas honradas, que un fraile, trepado en el púlpito de la Iglesia Parroquial de este puerto, habló en un sermón epiléptico sobre que nuestro colega es un periódico obsceno indigno de ser leído por almas piadosas, y que todo aquel que pasara la vista por las columnas de ¡Excelsior,! Contraería  pecado venial.

Tales conceptos brotaron en medio de una fraseología que avergonzó a los cargadores del muelle.

Pierde su tiempo tontamente tan caritativo fraile, pues ¡Excelsior,! ha seguido y seguirá leyéndose por todas las personas sensatas del Puerto, para quienes el pecado venial es un expediente empolvado y claudicante.

Siga nuestro colega vapuleando con vigor a esos ensotanados procaces, que confunden el púlpito con la plazuela.