Regeneración N° 22, 15 enero 1901

PUEBLO VIRIL

Merecen un estruendoso aplauso, los vecinos de San Nicolás Tolentino, San Luis Potosí, por sus actos de civismo y de ilustración. En las elecciones pasadas las autoridades de ese lugar cometieron irregularidades, más que irregularidades, delitos, al suplantar boletas y ejercer coacción sobre los votantes. Los vecinos mencionados ocurrieron a la legislatura de San Luis Potosí en demanda de la reparación a sus derechos ultrajados y a su soberanía atropellada.

Esos vecinos no ocurrieron a la Legislatura implorando gracia, sino ejerciendo un derecho con enérgica virilidad. Su actitud levantada, embrazando la ley como escudo, los hace grandes y majestuosos. Han tenido la conciencia que el derecho esgrimido con firmeza y vigor, lleva al triunfo sobre todas las tiranías.

Aplaudimos calurosamente la actitud de tan honrados vecinos, y deseamos que su ejemplo sea secundado por todos los de la República que se sientan ofendidos y despojados de sus derechos.