Regeneración N° 23, 23 enero 1901

LAS TROPELÍAS EN SINALOA

LOS PROCÓNSULES DE PROVINCIA 

Vamos a consignar otras tropelías cometidas por autoridades de Sinaloa, para que se vea que no hablamos de memoria, cuando decimos que la Administración pública de aquel Estado, marcha a la par si no es que atrás de los más atrasados pueblos de la tierra.

Tres individuos fueron acusados de robo por un arriero en el rancho de Pozole, de la jurisdicción de Villa Unión, Sinaloa, a donde fueron conducidos con lujo de fuerza y de crueldad.

El Director Político Jesús Mora, que debe tener en su ascendencia a Pedro Arbués, ató los pulgares de las manos de los acusados y los mandó suspender de un árbol; en esa posición se le azotó cruelmente, al grado de que alguno de aquellos infelices se desmayó. Después se les amedrentó de repetir con ellos la misma operación, si no confesaban su delito.

Uno de los acusados, Pedro Estrada, pidió amparo por teléfono al Juez de Distrito, y esté ordenó que quedaba a su disposición el quejoso. Pero el Director Político, en lugar de acatar el ordenamiento del Juez de Distrito, remitió a los tres acusados a la Prefectura de Mazatlán, que está a cargo del Lic. Manuel L. Choza, que tiene grande influencia con el Gobernador Cañedo, y por esta circunstancia, puede cometerlas arbitrariedades que tenga por bien.

El Lic. Choza, consignó a los acusados al servicio de las armas y entonces volvió Estrada a pedir amparo, pero su gestión tuvo la misma suerte que la anterior, pues no obstante haber ratificado el amparo dentro del término legal, Choza, contra el ordenamiento de Juez de Distrito, éste se negó a poner al quejoso a su disposición de la autoridad federal, consignándolo arbitrariamente a un cuartel.

Los otros acusados, Antonio Barragán y Tomás López, también pidieron amparo pero el Juez de Distrito de Sinaloa se ha mostrado indiferente a la queja, sólo por que Choza es hijo político del Gobernador Cañedo, y además, Diputado.

De donde se infiere, que en Sinaloa, hasta la autoridad federal se muestra complaciente cuando se trata de halagar al poderoso.

Ya ampliaremos los detalles. Por lo pronto diremos, que desde el 8 de Diciembre permanecen presos los acusados, sin haber causa justificada para ello.

Niéguesenos ahora, que es cierto todo lo que decimos acerca de Sinaloa y de su impopular y funesta administración, en la que los parientes del gobernante hacen su voluntad.