Regeneración N° 23, 23 enero 1901

PERIODISTA SENTENCIADO

No hace muchos días que el Juez 1º de 1ª Instancia de Hermosillo, Son., tristemente celebre por ser escogido para cometer arbitrariedades en nombre de un Gobierno despótico, sentenció al señor Belisario Valencia, Director de los valientes colegas El Sol y La Luna, a sufrir un año de prisión, a pagar mil pesos de multa y al decomiso de la imprenta en que se editaban los referidos colegas.

Hasta el cansancio hemos protestado viril y enérgicamente, contra estos atentados a la libertad de imprenta, por que ellos significan también, un atentado a las ganancias individuales. Nos indigna que autoridades arbitrarias, se despojen de su misión elevada, para atender las indicaciones torpes y bochornosas, de autócratas que no cuentan con la simpatía popular. El Director de El Sol, combatió dentro de los términos legales, la imposición de un Ayuntamiento nocivo. Ejercitó un derecho y sus apreciaciones iban encaminadas al bien público. Y sin embargo, se les encarceló, sufrió vejaciones, y se le sentencia y despoja de su imprenta, de su elemento de vida, de un objeto que no puede ser instrumento de delito, a pesar de las distintas sentencias torpes que han declarado lo contrario.

Sentimos que el Sr. Valencia siga siendo víctima de la despótica administración sonorense; pero deseamos que en definitiva, sabrá la Suprema Corte destruir enérgicamente las violaciones de garantías que abundan en este proceso.