Regeneración N° 23, 23 enero 1901

EL HIJO DEL AHUIZOTE 

Contra la inquina oficial; contra las gasconadas de un Juez de celebridad poco envidiable y con aplauso del público sensato, ha vuelto a la vida de combate el enérgico semanario liberal «El Hijo del Ahuizote,» que por su valor para descubrir las llagas del poder, se vio perseguido, decomisadas varias imprentas y sus redactores encarcelados por supuestos delitos, torpemente confeccionados, para sufrir después la más inicua de las penas, con la adicional, torpe y grosera, de prohibición de leer y escribir.

Con sumo valor hemos visto su reaparición, porque «El Hijo del Ahuizote,» es un defensor incansable de nuestras instituciones y un vapuleador tenaz de los malos gobernantes.

Reciba nuestro estimado colega nuestra bienvenida. Estaremos con él en la lucha, para vencer o sucumbir.

Que no sufra más percances psicológicos, es nuestro ardiente deseo.