Regeneración N° 24, 31 enero 1901

ATAQUES SEMI-OFICIALES 

El Imparcial, periódico semioficial, que no es ni mexicano ni extranjero, ni liberal ni conservador, sino una hoja repleta de burdas alabanzas y torpes lisonjas, ataca rudamente a la administración de Justicia, tanto, que nosotros no nos atreveríamos a hacerlo sin vernos perseguidos tenaz y furiosamente por el elemento oficial.

Dice ese papel, en una de las gacetillas que ha dado en habilitar de editoriales:

«Hay un individuo que cuenta con veintitrés entradas a la cárcel de Belém, muchas de ellas por robo y por estafa, y siempre ha salido absuelto.»

Si lo anterior no es un ataque directo y formal a la administración de la justicia, no sabemos cómo calificarlo.

Se ve pues, que hasta el papel semioficial, ese que alardea tanto de nuestro progreso y nuestro negativo crédito y se enronquece hablando de la buena administración actual, este mismo papel, se desmiente al decir que los criminales gozan de impunidad, circunstancia que en nada favorece al cacareado progreso.

Bien aconsejamos cierta vez al Gobierno, cuando le dijimos que haría bien en quitar la subvención a los papeles semioficiales, que sólo sirven para desprestigiarlo.

De todos modos, nos alegramos de que el papel semioficial esté de acuerdo con nosotros al atacar la pésima administración de justicia.