Regeneración N° 24, 31 enero 1901

AL C. SECRETARIO DE COMUNICACIONES

En uno de nuestros números anteriores1, llamamos la atención del C. Secretario de Comunicaciones2, acerca de la sangrienta burla que la egoísta empresa de los Ferrocarriles del Distrito hace del público, con motivo de no poner el número suficiente de carros para la comodidad de los pasajeros, que como entonces dijimos, y hoy repetimos, la sostiene con creces.

Parece que hasta la fecha ninguna providencia ha tomado la referida Secretaría para hacer cumplir su reglamento, dejándose llevar quizá, por contemplaciones extrañas.

Urge que se haga cumplir el reglamento a fin de poner coto a la grosera burla de que es objeto el público y la Secretaría, por parte de la empresa que no cumple los compromisos que contrajo, y para que cese el escándalo que a diario provoca la aglomeración de pasajeros en los trenes, originado por los altercados más o menos agrios que hay entre los empleados y el público, que se exaspera, y con justicia, al tener que viajar incómodamente, cuando pudiera hacerlo con holgura.

1  Vid. “Los juicios de indemnización”, Regeneración, no. 16, 30 de noviembre, 1900.

2  Francisco Z. Mena. (1841-1908). Militar liberal. Combatió en la Guerra de Tres Años. Preso en Puebla en 1863 fue desterrado a Francia.  Regresó a México dos años después y se convirtió en jefe del estado mayor de Porfirio Díaz a quien siguió en sus levantamientos de La Noria (1871) y Tuxtepec (1875). Gobernador de Guanajuato  (1876-80), secretario de Comunicaciones y Obras Püblicas (1895-1907) y de Guerra y Marina (1903-1905).