Regeneración N° 28, 28 febrero 1901

DETALLE CURIOSO

A propósito del proceso de los periodistas independientes de Guadalajara, de que hablamos en otro lugar, nuestro colega La Linterna de Diógenes da a conocer el siguiente detalle: A algunos de dichos periodistas se les concedió la libertad bajo caución, previo el depósito de $2 000. A esa libertad se opuso el Agente del Ministerio Público, Mariano Casillas, fundándose en que tenía temores de que los periodistas se fugaran. El Juez no hizo caso de los temores del Agente y decretó la libertad de los procesados. El Agente subrayó su ignorancia apelando del auto.

EN efecto: el Agente del Ministerio Público no debe indicar su temor de que los procesados se fuguen. La calificación de ese temor, como dice muy bien nuestro entendido colega, es un acto psicológico del Juez y no del Ministerio Público. Si el Lic. Casillas conociera la ley, hubiera sabido que ésta preceptúa que se concederá la libertad bajo caución, cuando a juicio del Juez no haya temor de que el procesado se fugue.

Con razón en Jalisco no se barnizan de legalidad los procesos contra periodistas: ¡los funcionarios judiciales ignoran los preceptos más llanos de la ley!