Regeneración N° 29, 7 marzo 1901

Oaxaca Se Hunde

Llamamos seriamente la atención del Presidente, ya que él se ha abrogado la facultad de nombrar Gobernadores, arrebatándosela al pueblo, sobre el hecho de que el Gobernador de Oaxaca, Martín González1, continúa gastando sus energías en el asfalto de nuestras avenidas, en lugar de marcharse a aquel infortunado Estado a enterarse de la marcha de los negocios públicos.
            Desde que, para paladear la comida de los Alcaldes de Francia, vinieron todos los Gobernadores a fines de Noviembre anterior, con el objeto de asistir a las monárquicas fiestas que preparó el servilismo al Presidente por haberse éste reelegido, Martín González no ha vuelto a Oaxaca.
            Como ese Gobernador inepto gusta de solazarse en la gran capital, bueno es que el Presidente, ya que al pueblo no se permite hacerlo, imponga otro funcionario, pues desde
luego se nota la mala voluntad que Martín González tiene de seguir en su puesto.
            En Oaxaca se desea que ya no vuelva, porque con su pésima administración nada adelanta el Estado suriano, por el contrario, camina para atrás.
            Se necesita para el Estado un hombre progresista e ilustrado, circunstancias que no ocurren en el actual Gobernador. De ahí proviene que la instrucción pública esté tan deprimida y que haya una que otra escuela en todo el Estado.
            La Justicia es allí exótica y los Jefes Políticos son otros tantos déspotas, que persiguen a los que no los admiran.
            Todo el Estado desea, que cuanto antes, se destituya a Martín González para que termine su funesta administración.
            También nosotros deseamos que se destituya a ese Gobernador, para que pueda progresar nuestro Estado que camina a la ruina, siendo digno de mejor suerte.
            Ese Estado que ha producido dos inmensas figuras, Benito Juárez y Antonio León, parece que está condenado a no dar más hijos ilustres.

1 Martín González (1832-1908). Militar oaxaqueño combatiente contra la Intervención francesa. Jefe del Estado Mayor de Porfirio Díaz. En 1894 y hasta 1902 ocupó el Gobierno del estado de Oaxaca. Diputado por Chihuahua en varias ocasiones.