Regeneración N° 29, 7 marzo 1901

Otro Juez modelo

El Juez 2º de Letras de Chihuahua, Ignacio Razón, que en sus actos oficiales gusta poco de ajustarse a la ley, y que, como cualquier Juez de Paz, se guía más por las impresiones que por los preceptos claros y terminantes de la Jurisprudencia, ha acusado de difamación y ultrajes ante el Juez 3º de Letras de Chihuahua, a nuestro ilustrado y sesudo colega La Evolución, de Durango.

Nuestro colega criticó la conducta de Razón, que no ha sido arreglada a derecho, en un asunto en que, sin notificar el fallo a la parte civil, mandó ejecutar su resolución.

Indignado Razón por la lección de Jurisprudencia que benévolamente le dio el colega, se creyó ofendido, y ya sea por la cólera que le acometió o por ignorar más de lo que La Evolución había creído, presentó su querella ante Juez incompetente como el de Chihuahua, siendo que el artículo denunciado pertenece a un periódico de Durango, y sólo los tribunales de esa entidad federativa son los competentes para conocer la denuncia de Razón.

Nosotros, que en cuanto a galantería no queremos ser de los últimos, nos permitimos darle a Razón una clase de derecho, y al efecto, le corremos traslado de nuestro artículo, que sale en este mismo número, y que se titula “El Juez Rivera nos denuncia.”1 En ese artículo podrá encontrar algunas saludables razones, que harán que en lo sucesivo obre con más cautela, para que sus promociones no sean tachadas de improcedentes.

Da pena, que la judicatura nacional esté integrada por personas que hayan olvidado (si alguna vez los han sabido) o ignoran los principios rudimentales de derecho.

Deseamos que nuestro colega La Evolución, salga bien librado en asunto tan enojoso.

1  Véase supra,art. núm. 376

.