Regeneración N° 30. 15 marzo 1901

UN AUTÓCRATA EN CANDELA

El presidente Municipal de Candela, Coah., Ramón Barreda, es un déspota que trata de ahogar cuanta iniciativa democrática surja de su jurisdicción.

Esa autoridad, sabedora de que un grupo de dignos ciudadanos iba a instalar el Club Liberal «Ignacio Zaragoza,»1 dio órdenes terminantes a su sirviente Manuel Medina, habilitado de Comandante de policía por el arbitrario Alcalde, para que impidiera la instalación del Club encarcelando a los que intentaran instalarlo.

Ramón Barreda, no teniendo valor para cumplir él mismo su deseo, huyó a Monterrey pretextando serias ocupaciones, y dejó como responsable al testaferro Medina.

Los valientes miembros del club Lampacense, tan pronto como supieron lo que acaecía a sus vecinos de Candela, se apresuraron a darles auxilio, y al efecto, se presentaron el regidor 1º D. Jesús E. Santos, los enérgicos ciudadanos Ing. Francisco Naranjo, h., Vidal Garza Pérez, Luis G. Ávila2, Adolfo Rodríguez, Felipe Naranjo3 y Frumencio González.

El Sr. Ing. Francisco Naranjo, h., explicó al Regidor los elevados fines de la Asociación, persuadiéndole de que se trataba de una reunión lícita permitida por la ley, y que sólo al conservador Barreda parecía contraria al orden. Al fin se instaló el Club.

  La conducta de este presidente arbitrario es digna de serios reproches, porque no solamente prohíbe reunirse a los ciudadanos, sino que llevando más adelante su absurdo poder, ejerce presión sobre ellos amenazándolos con la cárcel.

Autoridades de ese género desprestigian a la Nación, porque dan el burdo espectáculo de un absolutismo de cafres, en una República que debiera ser democrática.

Urge que se procese al autoritario Alcalde, para su escarmiento y el de tantos otros de que está plagada nuestra informada patria.

1  Club Liberal “Ignacio Zaragoza,” de Candel, Coah., fundado por Luis Pérez y Francisco Guajardo.

2 Luis G. Ávila. Periodista. Miembro de la "Sociedad Juan Ignacio Ramón," punto de partida del grupo de liberales de Lampazos dirigidos por Francisco Naranjo Hijo. Colaboró en la revista Telémaco y en El Lampacense. Tuvo una trayectoria similar a la de Naranjo. Colaboró con el régimen de Huerta.

3  Felipe Naranjo (1881-1912). Poeta lampacense. Autor de Estampas líricas. Teniente de las fuerzas del coronel Francisco Naranjo, durante la campaña contra Zapata en Morelos (1911). Murió en combate.