Regeneración 31. 23 marzo 1900

NOTAS DE SONORA

El Juez 1o de 1a Instancia de Hermosillo, Lic. Germán Velasco, ha sentenciado al Sr. Jesús Z. Moreno, inteligente periodista sonorense, a un año, un mes de prisión y mil pesos de multa, por los supuestos delitos de difamación e injurias cometidos por medio de la prensa. Prometemos ocuparnos en el análisis de ese fallo, que está ante el Tribunal en grado de apelación, tan carente de lógica, meditación y ciencia jurídica, como todos los del Juez Velasco.

Este Juez ordenó en su fallo que se abriera un nuevo proceso al Sr. Moreno, por ultrajes a la autoridad del Juez sentenciador, que, torpemente, se suponen cometidos en el alegato de defensa.

Por el asunto Pesqueira-Uruchurtu, que conocen nuestros lectores1, fue clausurada la imprenta de El Combate. Se pidió amparo contra ese atropello y la suspensión  del acto reclamado; pero desgraciadamente el Sr. Juez de Distrito de Nogales negó la suspensión. La Corte revocará ese auto denegatorio, dictado en un momento de ofuscación incomprensible.

Ha sido encarcelado en Hermosillo, por orden del ya célebre (celebridad no envidiable) Juez Germán Velasco, el inteligente y honorable Sr. Lic. Manuel R. Parada, uno de los más tenaces defensores de las libertades sonorenses. El pretexto de la aprehensión es tan burdo como innoble. Habiéndose consultado al Abogado referido, sobre si debía publicarse el alcance de El Combate, referente al asalto sufrido por el Sr. Lic. Pesqueira, contestó afirmativamente, manifestando que dicho alcance expresaba hechos que estaban en la conciencia de la sociedad de Hermosillo.

Tan banal pretexto, cubre la animosidad de la administración sonorense contra el Sr. Lic. Parada, que ha sido uno de los más infatigables acusadores de su desaciertos. Deseaba encarcelársele y se le encarceló. Nada importan los medios que, por reprobados que sean, conducen a un acto más reprobado aún.

1  Véanse supra,arts. núms. 379 y 384