Regeneración 31. 23 marzo 1900

QUE LO HAGAN RENUNCIAR

Otra vez más circuló con insistencia el bello rumor de que el Lic. Joaquín Baranda se retiraría del Ministerio de Justicia, dejando el campo a nuevas aptitudes y energías que se preocupasen por la implantación de la justicia y el desarrollo de la instrucción pública en México. Otra vez se ha notado en el público, y especialmente entre los Abogados, una vibración de placer; pero han pasado días después de la prolongada entrevista en Cuernavaca con el Presidente y se ha comentado el paso del Lic. Pallares a dicha ciudad, sin que hasta ahora se haya redactado la renuncia del Lic. Baranda.

Creemos sinceramente que ésta urge. Debía convencerse de ello el Lic. Baranda. Sobre todo, debe convencerse de que es más patriótico dejar un puesto que no se puede servir, ya sea por falta de aptitudes o por carencia de voluntad, que continuar en él contra la protesta del público.

Pero si el Lic. Baranda tiene horror a las iniciativas y ese horror le impide poner su renuncia, creemos que el Presidente de la República podría hacer algo bueno, haciendo renunciar al Ministro de Justicia.