Regeneración 32. 31 marzo 1900

NULIDAD DE LA ELECCIÓN DE MERCENARIO

Los miembros de Club Político «los hijos de Guerrero» y algunos otros caracterizados vecinos de Chilpancingo, han presentado a la Legislatura del Estado de Guerrero, un ocurso pidiendo se declaren nulas las elecciones efectuadas a fines del año anterior y de las que contra la voluntad popular y por medio de indecorosos procedimientos oficiales, resultó  electo Gobernador de Guerrero el tristemente celebre Mercenario.

  Sentimos no publicar íntegro el ocurso, precioso documento histórico revelador del dislocamiento de los principios constitucionales sobre sufragio, pero tomaremos algunos datos para que conozca el público los manejos de uno de los gobernantes más impopulares y repudiados, por su torpe gestión administrativa; por su nacionalidad dudosa; por el desprestigio del grupo de que se rodeó y por su ineptitud proverbial.

El elemento independiente del Estado luchó infatigable, tenaz y valeroso por uniformar la opinión pública a favor de la personalidad del Sr. Lic. Rafael del Castillo C. Se establecieron Clubs políticos para sostener la candidatura de este Señor, haciendo una activa propaganda. Por su parte, el elemento oficial, con el objeto punible de desviar la opinión y aprovechando medios indignos como el suplantar nombres, comenzó su lucha de topo minando convicciones. Las autoridades políticas y otros varios empleados y agentes del Gobierno, llevaron su depravación al grado de formar Clubs apócrifos para introducir la desunión popular y ejercitaron la presión oficial, amenazando con encarcelamiento o consignación forzada al servicio de las armas para imponer a los ciudadanos la repudiada candidatura de Mercenario.

La lucha electoral fue reñidísima. El elemento oficial usó de nuevas armas. Acudió al cohecho, ofreciendo empleos políticos y dinero a los ciudadanos en cambio de su voto a Mercenario. No se repartieron oportunamente las boletas, sino hasta momentos antes de la elección y a muchas personas les fueron ruda y groseramente negadas. Las autoridades políticas y municipales se entregaron animosamente a respaldar boletas, falsificando votos. Las mesas electorales fueron instaladas clandestinamente en el interior de las habitaciones, con un personal designado de antemano e impuesto brutalmente, para burlar a los electores honrados, se adelantaron los relojes públicos, anticipándose, por tanto la hora de la elección.

Pero en los momentos precisos de esta función democrática, tan noble en principio y tan pervertida por el elemento oficial, la presión llegó al colmo, por medio de la fuerza armada se exigió la votación a favor de Mercenario, y este mismo, dirigía en Chilpancingo las maniobras reeleccionistas, tolerando y aun ordenando el ejercicio de las violencias y la portación de armas a todos los del círculo oficial que previamente fueron designados para integrar las mesas electorales. Los miembros de la 6ª Sección, en presencia del Gobernador y contando con la protección de éste, recorrieron las calles disparando balazos y amenazando de muerte a los electores honrados.

A pesar de estos incalificables atropellos y a pesar de la presión brutal del Gobierno, y a pesar de que fueron encarceladas multitud de personas, los antirreeleccionistas, con sus patrióticos esfuerzos, lograron hacer recaer la mayoría de los sufragios en todos los Distritos a favor del Sr. Lic. Rafael del Castillo C. Pero el elemento oficial, burdo en sus tramas y descarado en sus manejos, falsea la elección popular, destruyendo boletas y falsificando expedientes, y venció al fin la repugnante candidatura de Mercenario.

Estos son los hechos que refiere el ocurso. Sus signatarios, en vista de ellos, han pedido al Congreso declaración de nulidad de la elección efectuada el 2 de Diciembre del año próximo pasado. Estaremos pendientes de lo que ocurra.

            No concluiremos sin felicitar muy cordialmente, por su actitud, a los dignos y honorables surianos que no pueden desmentir su altivez en los asuntos públicos. Se les burló, pero la revancha será tremenda. No deben descansar hasta ver al ex-Gobernador Mercenario en el banquillo de los acusados, respondiendo de sus actos ante la Soberanía Nacional.