Regeneración 32. 31 marzo 1900

SIGUE DEPOSITADO

Hace ya algún tiempo1 que nos referimos a un amparo, promovido por J. Guadalupe Ceballos ante el Juez de Distrito de Michoacán, contra su consignación al servicio de las armas, Hicimos también referencia a que el Prefecto de Distrito manifestó candorosamente en su informe justificativo, que Ceballos no estaba preso, sino que únicamente lo había puesto en depósito en la cárcel pública de Ario de Rosales.

A pesar de que han transcurrido más de tres meses de entonces acá, Ceballos sigue depositado en la cárcel y todas las activas gestiones del inteligente Sr. Lic. J. Trinidad Carrión, defensor del quejoso, se han estrellado en la morosidad del Juez de Distrito que no resuelve el amparo interpuesto.

Aconsejamos más actividad al Juez de Distrito mencionado, pues de lo contrario parece que se colude con el Prefecto de Ario de Rosales y que comulga con la extraña teoría de que el encarcelamiento de un individuo, es distinto a su depósito en la cárcel pública.

1  Véase supra,art. núm. 238.