Regeneración 33. 7 abril 1901

QUE NO VUELVA

El tristemente célebre Juez de 1ª Instancia de Hermosillo, Son., Lic. Germán Velasco, agobiado por tanta consigna y rendido a la fatiga de tantas dislocaciones y tortura de leyes, decidió gozar de una licencia de dos meses. Marchó a La Paz, B. C., seguido de su familia y de las maldiciones de sus innumerables víctimas.
            Lo que desean los sonorenses, y muy especialmente los periodistas honrados, es que se conceda al Juez Velasco una licencia ilimitada, o más bien, que se le destituya, para evitar que siga dando el inmoral espectáculo de tan frecuentes transgresiones a las leyes