Regeneración 34. 15 abril 1901

COMPLICIDAD ODIOSA

El Sr. Jesús Z: Moreno, honrado y valiente periodista de Sonora, sujeto a los rigores de un  proceso emanado de la tiranía del Gobernador Izábal y por supuestos delitos cometidos en el enérgico y sesudo colega El Demócrata, de Hermosillo, está siendo víctima de la incuria, y más que de la incuria, de la solidaridad de móviles que existe entre el Supremo Tribunal de Justicia de Sonora y el funesto Gobierno del Estado.

Desde Febrero pasado, y a pesar de las continuadas instancias del Sr. Moreno y de su inteligente defensor el Sr. Lic. Manuel R. Parada, están los autos en el Tribunal en grado de apelación, sin que hasta la fecha se hayan entregado al reo o a su defensor, para expresar agravios. Si las cosas continúan así, parece que será interminable (se inició hace ocho meses) y el Sr. Moreno permanecerá indefinidamente en la cárcel, sufriendo las molestias y vejaciones consiguientes.

Si es repugnante la tiranía, más repugnante es la complicidad con ella de los funcionarios judiciales. Si la justicia se distribuyera noble y lealmente, la tiranía podría soportarse. Al acto ultrajante se opondría el veto de las judicatura. Pero si a la despótica altivez del Gobernante se une el despotismo, más repugnante aún, de los funcionarios judiciales, no sabemos qué camino tomar para ejercitar la defensa.