Regeneración, N° 36. 30 abril 1901

LA ACUSACIÓN CONTRA IRIARTE

Nuestros lectores saben1 que D. Gabriel M. Carrasco, acreditado comerciante veracruzano, presentó una acusación contra el ex Juez de 1ª Instancia de Túxpam, Lic.

Ismael Iriarte y Drusina. De los fundamentos de la acusación nos ocuparemos detenidamente en el número próximo; pero no dejaremos de indicar ahora, que desde el

21 de Diciembre pasado en que se presentó la acusación ante el Tribunal Superior de Justicia de Veracruz, no se ha hecho saber al acusador un solo trámite.

Tal demora es inexplicable. Esta clase de procesos deben tramitarse, si no con festinación, sí con rapidez, ya que para salvar la reputación del Juez acusado, ya para satisfacer las pretensiones del acusador. De otra manera la conducta del Tribunal se hace sospechosa y parece suponer que el Juez acusado es responsable, deseando ese elevado cuerpo dejar que el polvo del tiempo cubra el escándalo que se esconde en las páginas del proceso.

Es forzoso que el Tribunal, así como el Procurador de Justicia Lic. Joaquín Aguilar, procedan con actividad en este asunto. Las complacencias son nocivas. Acusan solidaridad de móviles entre acusado y Juez y señalan una patente de impunidad para los otros funcionarios judiciales, que gustan de ser arbitrarios.

1  Véase supra,art. núm. 235.