Regeneración 33. 7 abril 1901

UN COLEGA HONRADO

Es difícil encontrar periódicos verdaderamente honrados, que hagan a un lado los lazos de amistad para rendir culto a la justicia.

Nuestro querido colega El Paladín, no obstante ser amigo de El Popular ha dado muestra de incorruptible honradez al juzgar la conducta de este último periódico, que no obstante que declara en voz alta que es amigo del pueblo, hace una defensa torpe y ridícula de la Dictadura del Gral. Díaz.

Hacemos presente a nuestro colega El Paladín nuestro agradecimiento por la defensa que se ha servido hacer de nosotros con motivo de los ataques de que hemos sido objeto por parte de EL Popular, que se muestra colérico por nuestra actitud respecto de la inmoralidad política.

Tiene razón El Paladín de estar irritado contra El Popular, a nadie se le escapa que a este sucio papel lo protege el Ministro Reyes para que se desprestigie a la Confederación de Clubs Liberales y no será difícil que el valiente Pedro Hernández se encargue de la dirección política de esa hoja o de la de El Imparcial.