Regeneración, N° 40. 31 mayo 1901

ECOS DEL TERRITORIO DE TEPIC

La falta de aptitud de los Gobernantes es la causa principal de la corrupción que reina en los empleados de orden inferior. La tolerancia o los compromisos personales que motivan el que se hallen desempeñando funciones públicas individuos que carecen por completo de las cualidades de honradez y aptitud que debe llenar todo funcionario público, son las que traen a cada paso descalabros que evidencian a esos Gobiernos complacientes.

Parece que a la arbitrariedad e ignorancia en que abundan los servidores de Gobiernos por sí ineptos, ha venido a agregarse la mala fe de los encargados del manejo de fondos públicos (entiéndase que hablamos en tesis general, pues entre estos, aunque con raras excepciones, hay personalidades de notoria honradez); los casos de desfalco se suceden de día a día como una consecuencia forzosa de la pésima administración por que atravesamos.

Hoy podemos consignar un nuevo caso del mal que apuntamos, efectuado en Tuxpan, Territorio de Tepic, en donde según noticias que han llegado hasta nosotros se acaba de cometer un desfalco escandaloso que trae alarmadas a las personas honradas de aquel lugar, por haber sido reducidos a prisión todos los empleados de la administración principal de rentas o contribuciones, inclusive el administrador principal D. Luis Rivas Gómez. El desfalco fue efectuado en fondos de Aduanas y de las Penitenciarías en cuyo delito aparecen complicadas varias autoridades.

Con oportunidad informaremos a nuestros lectores del sesgo y resultado que tenga este escandaloso asunto, que esperamos no se resolverá en el olvido como acontece cuando los responsables cuentan con el apoyo de las mismas autoridades que debían vigilar su conducta e imponerles el castigo a sus delitos.