Regeneración, N° 40. 31 mayo 1901

Orden superior en contra de los Clubs liberales

Por orden superior queda prohibido a los ciudadanos de Bustamante, Nuevo León, formar un Club Liberal. No puede ser más escandalosa la franqueza del Alcalde primero de Bustamante, Ignacio Flores Sobrevilla, con los liberales de esa población al hacerles la anterior manifestación. En días pasados se reunieron varias personas con el objeto de formar un Club Liberal que llevase el nombre de Ignacio Ramírez, y al pretenderlo, el alcalde ordenó a la policía avisara a los congregados que tenía orden superior de aprehenderlos y consignarlos al Juez de Letras como trastornadores del orden público si insistían en su propósito de formar Clubs. No contento el arbitrario alcalde con la hostilización hecha a los liberales de Bustamante, mandó llevar a su presencia al Capitán Carlos Thompson, iniciador de la formación del Club, y después de llenarlo de improperios se le destituyó del cargo de Jefe de Policía Rural por el grave delito de mostrarse enérgico sosteniendo sus ideas liberales.

Solamente las autoridades y gobiernos que obran mal impiden la formación de estos clubs; no deben pues tener mucha confianza en la bondad de sus actos desde el momento en que a toda costa tratan de impedir la reunión de los hombres honrados que pueden censurar su conducta; pero sépanlo esos torpes gobiernos y autoridades a pesar de sus esfuerzos para ocultar sus manejos, pronto daremos a conocer al público las notas de sus ilegales actos, que ya  tenemos en cartera.