Regeneración, N° 40. 31 mayo 1901

A NUESTROS SUSCRIPTORES

Suplicamos a nuestros suscriptores se sirvan disculpar las deficiencias que se encuentren en este número, así como el atraso con que había salido.

Creemos que se nos perdonarán estas faltas involuntarias debidas tan sólo a la actual tiranía. A los Césares hay que culpar de nuestra falta de cumplimiento.