Regeneración, N° 42. 15 junio 1901

ATENTA SÚPLICA

Suplicamos a nuestros apreciables corresponsales, se sirvan disculparnos de no publicar todas las correspondencias que se nos han enviado. Esto depende del trastorno que ha motivado en nuestros asuntos la arbitraria prisión que contra nosotros ordenó Wistano Velázquez.

Igualmente suplicamos a todos nuestros apreciables amigos que nos han escrito nos dispensen de no contestarles con la oportunidad que deseamos por el mismo motivo que lo anterior.

Poco a poco iremos publicando las noticias de nuestros apreciables corresponsales y contestando a nuestros amigos con quienes tenemos relaciones.

Nuestra falta de atención depende de la tiranía que nos agobia. Como dijimos en alguno de nuestros anteriores números a los Césares hay que culpar de todo.