Regeneración, N° 43. 23 junio 1901

UNA COMUNICACIÓN

Secretaría del Club Liberal  de Sras. y Sritas. "Antonia Nava" Calle de la Cruz núm. 4, Matehuala, S.L.P.  Sres. Directores de "REGENERACIÓN."

México.

Las subscriptas, vecinas de esta Ciudad, tenemos el honor de participar a ustedes  que con fecha 29 del ppdo. Mayo, hemos instalado un Club Liberal de  Señoras y Señoritas que lleva por nombre el de la heroína mexicana "ANTONIA NAVA" cuyo personal de su mesa Directiva se hace constar al calce.

Somos mexicanas, y como tales, nos creemos con el derecho de cumplir con el deber sagrado de velar por los intereses de nuestra querida patria, pues ya que el siglo XIX nos legó la luz refulgente de la libertad y de la civilización, debemos manifestar nuestra viril actitud en la presente vigésima centuria.

El clericalismo, ese monstruoso corrupto que ha infestado toda la humanidad con su impúdico aliento, colado por el cedazo del confesionario, no ha cesado, ni cesa aún, de trabajar por conservar la presa de que se ha hecho dueño desde los pasados siglos, ofuscando así el carácter virgíneo de la mujer a quien se ha creído como el sexo débil; ésta, poseída hoy del derecho que le incumbe como fiel patriota, se apresta desde luego a aumentar las fuerzas del ejército.

Sres. Directores de "REGENERACIÓN" os saludamos con un corazón sincero y abnegado en el nombre de Dios, y del pueblo mexicano, suplicandoos vuestro valioso contingente, que nos servirá mucho para la nueva obra que hemos emprendido. Comprendemos nuestra insuficiencia, pero el deber nos impele a seguir el ejemplo de la ilustre heroína cuando ésta dijo al Gral. N. Bravo en la batalla verificada en la "Sierra de Xalaca:" "Venimos porque hemos hallado la manera de ser útiles a nuestra patria.”

¡No podemos pelear pero podemos servir de aliento!" -Este es nuestro anhelo, ayudar al hombre y secundar a éste en las levantadas ideas del Partido Liberal llevando al terreno de la práctica el espíritu del bello ideal de las Leyes de Reforma.

El Club Liberal "Juan Villerías" de esta Ciudad nos participó que Uds. sufren actualmente las consecuencias de su activa campaña por el ideal que perseguís cuyo caso lamentamos de todo corazón. Ojalá que pronto estén Uds. libres para que se sirvan impartirnos vuestra ayuda, que tanto necesitamos.

No os arredréis, Señores, que si la causa es justa, Dios la premiará, esperemos. ¡Adelante y no temáis! Unión Libertad y Reforma.

Matehuala, Junio 5 de 1901.-Presidenta Honoraria, T. Bolado, Presidenta Activa, Srita. María Medellín, Sria. Activa, Srita. Jacinta Castro; Vicepresidenta, Sra. F. L. de Alvarado; Tesorera activa, T. Bolado; Sria. adjunta, Srita. Luz C. Vargas; Tesorera adjunta, Srita. Venustiana Mendoza.

_______

Gustosos insertamos la anterior comunicación. La idea lanzada por los liberales potosinos ha sido acogida con valor por todas las personas que aman a la Patria y se duelen de las desgracias de que es víctima. Y así debió ser; más de veinte años de angustiosa opresión, soportándola, sufrida tranquilamente por un pueblo, como el mexicano, batallador, inteligente y altivo, en espera de un bienestar con que se le engañó, esos veinte años han sido más que suficientes para comprender que ha sido burlado por el que arrancándolo de sus hogares, apartándolo de la vida quieta y fecunda del trabajo regenerador, lo comprometió, en una guerra civil en la que derramó a torrentes su sangre, perdió a sus mejores hijos y quedó pobre y hambriento en espera de la mentida felicidad y de la falsa regeneración política y social, por la que aventuró su tranquilidad para quedar a la postre en la triste condición de esclavo.

Por eso es que la voz de los potosinos ha sido escuchada. Tenemos hambre de libertad. El militarismo y el clericalismo, en repugnante consorcio, labran la desventura de la nación y claro es que los buenos mexicanos habían de oponerse a la ambición de los monstruos, y como sucede en los momentos difíciles, en los terribles momentos de prueba, la mujer mexicana, modelo de abnegación y de virtudes se ha mostrado heroica y digna de su raza y de su historia. Los Clubs liberales aumentan de día en día y lo que más cautiva es que la mujer se presta gustosa a fundar los suyos en ayuda de sus hijos, de sus hermanos, de sus esposos, de sus padres, sosteniendo siempre las buenas causas porque los corazones femeninos son ajenos a la traición y a la infamia.

Saludamos afectuosamente a las damas de Matehuala. S. L. P. y agradeciendo la benevolencia con que se sirven dirigirse a nosotros, pobres defensores de las ideas democráticas, hacemos fervientes  votos por el engrandecimiento de la mujer, vinculado en su emancipación.

"REGENERACIÓN" está a las ordenes de tan dignas damas para todo lo que a bien tengan encomendarnos.