Escorpión
El Hijo del Ahuizote, núm. 823, 10 de agosto de 1902, p. 1429

Un partidario de Canana1
Cuando me pongo a reflexionar que salido de la nada he llegado a Jefe de Partido2….. Y qué partido tan….. tan…. ¿tan qué?….. Los malquerientes dicen que es antipático, que es el partido del machete, que se impondrá a fuerza de sangre, que habrá matanzas y que haremos chicharrón o cecina de nuestros enemigos….. tal vez lo haría mi ídolo, pero yo y los reservistas3 mis compañeros ….. no, no….. ¡Quiá, qué vamos a matar! ¡Cuando más los de mi gremio lloriquearán cuando les apliquen garnuchos!….. Mi colega y correligionario Ramos Pedrueza4, y mi otro correligionario Pancho Montes de Oca5, no son sanguinarios, y menos, mucho menos lo es….. Pedrito del Villar6. … Pero, vamos, que soy una verdadera columna de Herculiano (me parece que así se llamó un personaje azteca) soy una potencia de nuestro Partido….. ¡Y qué bien me las arreglo para salir airoso de mis empresas!….. ¡qué bien!….. Le hablo a Canana, mejor dicho, a mi general Reyes, y este me da para mi tren….. Tomo ese tren para que me lleve a….. a cualquier parte, pero siempre que haya en ese lugar un Club Liberal….. Llego al lugar….. ¿Pero cómo llego? ¿Qué voy a hacer?….. ¡oh, mi ingenio! Pues voy al arreglo de negocios….. comerciales….. (por algo ha de ir uno a alguna parte)….. Me encaro con el presidente del Club Liberal….. ¿para proponerle en venta alguna cháchara? ¡No!….. Le pido dos o tres ejemplares de su periódico, y como voy a arreglar asuntos comerciales, el buen señor me los obsequia creyendo, tal vez, que voy a revenderlos… Después, le digo al mismo señor que me permita asistir a una sesión o conferencia del Club….. y el señor se sorprende…. ¡Claro! Como que en una sesión o conferencia del Club no hay que vender ni que comprar….. Pero yo le digo que quiero asistir y hablar….. y aumenta el asombro del señor….. ¡Claro! Como que no se iba a tratar de lo mucho que han subido las calabazas y los melones….. Y el señor que dice que no….. insisto….. y me vuelve a decir que no….. insisto….. y me vuelve a decir que no, y que no, y que no….. vamos que me deja con un palmo de narices….. a mi, Jefe del Partido….. Me doy a todos los machetes, a todas las pistolas sabias y a todas las cananas….. pero en vano: no encuentro la solución….. Por fin, aunque durito de cabeza, llegó a concebir….. una idea…… Me dirijo a ver al gobernador….. le hablo….. y me ofrece su ayuda….. ¡Claro! Como que el gobernador es mocho….. y se trata de atornillar a los liberales….. Y entonces, ya custodiado, me dirijo al local en que se celebrará la sesión o conferencia….. Reparto mi gente….. Dicto mis órdenes y….. saco mi pistola….. y lanzo al aire una docena de sillas….. y se arma la bola….. y entonces grito: ¡Viva Canana! ¡Viva el Héroe de la Paz!….. Los del Club Liberal no me hacen aprecio, y yo me encolerizo y les digo que se vuelvan cananistas, reservistas….. Pero parece que ellos no fuman de ese tabaco….. porque continúan no haciéndome aprecio….. entonces entra la policía….. entran también los toscos soldados y se llevan a la cárcel….. ¿a mi gente y a mi?….. No, a los liberales7….. ¿Qué tal sistemita eh?….. Aunque durito de cabeza, ya ven que no carezco de ingenio….. Y sin embargo ¡ingratitud humana!; dice mi general Reyes que lo pongo en ridículo….. y que le ocasiono la mar de berrinches…… y que no sirvo para nada….. ¡Oh, ingratitud humana!…… No servir para nada….. yo que no hace mucho acompañé al señor Próspero Morales a…. ¿a qué?….. a que lo mataran mis conciudadanos guatemaltecos, que no soy mexicano….. Pero ¿Limatodo8 es mexicano?….. Cierto que Limatodo es un hombre político y que yo soy un….. simple diputado, y para más honor, reservista…… No, decididamente aunque yo sea un….. diputado, siempre soy Jefe de Partido….. Y me duele que se me diga que no sirvo para nada….. Por eso ya estoy organizado el raquítico….. no, el inmenso Partido cananista….. Si los oficiales reservistas no sirven, sí servirán….. mucho menos, los cabos y sargentos, también reservistas….. Después de todo, realmente mi general no ha tenido seso para formarse su partido….. ¿Qué es el cananismo?….. pues…..; ni chicha ni limoná….. yo, ¿quién soy?….. ¿quién soy yo, Canana mío?….. Tú me extrajiste de la….. nada, realmente de la nada para ponerme al frente de tu antipático…. ¡qué digo! de tu grandioso partido….. ¿Por qué no escogiste otro individuo?….. ¿Por qué?….. ¡Ah! Es que necesitabas uno precisamente como yo, sí señor, precisamente como yo de….. fiel. Y lo encontraste….. ya lo creo que lo encontraste….. pero no tan fiel, viejecito….. ¡No creas, mira, que yo no soy tan piedra….. Soy algo, es cierto, pero no tanto….. Ya te veo bambolear….. ya te veo caer….. La prueba es que el Caudillo ni siquiera te necesita para los acuerdos de un ramo….. ¿No te acuerdas?….. Acuérdate que ni siquiera se te consultó para ascender a ese Menota9 de quien tanto te burlas, pero de lo que él se desquita viéndote sobre del hombro….. Estoy por volverme científico….. pero si apenas sé leer….. Aunque es cierto que para ser científico aquí, uno se necesita saber gran cosa….. ahí está Pineda10 que no sabe hacer ni un discurso cursilón….. Pero no, tengo que ver el final del sainete….. A Próspero Morales lo dejé morir….. A Canana lo dejaré caer…..


– – – – NOTAS

– – – –

1 Mote asignado por la prensa liberal al secretario de guerra (1900-1902), general Bernardo Reyes.

2 Refiérese al grupo de seguidores de Bernardo Reyes que en rigor no constituyeron una organización política formal. La cabeza visible era el diputado Heriberto Barrón, cuyo monólogo simula este artículo. Político y periodista guatemalteco. Último director de El Demócrata. "Diario de Combate" (1896); El Progreso (1907-1909), ambos de la ciudad de México. Expresó simpatías por el club liberal Ponciano Arriaga, de las que se retractó públicamente en octubre de 1901 (véase infra n. 7). Diputado durante el regimen porfirista. En 1909, junto con Manuel Garza Aldape y otros formó el club Soberanía Popular de la ciudad de México, columna vertebral de la campaña reyista a la presidencia de la república. Hacia 1914 se unió al constitucionalismo y publicó "El Pueblo" (Veracruz, 1914-Cd. México, 1915). Secretario general interino del gobierno de Yucatán con el general Toribio V. de los Santos.

3 Refiérese a los miembros de la Segunda Reserva, formación militar de voluntarios inspirada en la Ladwehr alemana. Creada el 31 de octubre de 1900 por orden del secretario del ramo, general Bernardo Reyes, como parte del proyecto de ley que reformó la Ordenanza militar vigente. Llegó a constar de 26 000 elementos.

4 Antonio Ramos Pedrueza (1860-1930). Abogado y catedrático chihuahuense de filiación reyista. Diputado local de Chihuahua y federal por Guanajuato y Oaxaca de1904 a 1910. Durante el gobierno de Francisco I. Madero fue director del Departamento del Trabajo.

5 Francisco Montes de Oca. Periodista capitalino. Director de Gil Blas. "Periódico jocoserio ilustrado" (1892-1896), Gil Blas Cómico (1896-19??) y de El Popular.

6 Pedro del Villar. Político reyista. En 1916 fungió como representante político del general Felix Díaz en Estados Unidos. 

7 El párrafo anterior describe la participación de Heriberto Barrón en la disolución de la sesión preliminar del segundo Congreso Liberal, sito en el Hotel Jardín de la ciudad de San Luis Potosí, el 24 de enero de 1902. Reunión violentamente interrumpida por el diputado Heriberto Barrón, el teniente coronel Amadeo Cristo y el sargento primero Emilio Penieres, dondefueron aprehendidos cerca de veinticinco liberales. Camilo Arriaga, presidente del Congreso, Librado Rivera, Juan Sarabia y Rafael B. Vélez Arriaga, permanecieron en prisión por varios meses.

8 Mote asignado por la prensa liberal al secretario de hacienda (1893-1911), José Ives Limantour.

9 Francisco Z. Mena, (1841-1908). Militar guanajuatense. Participó en la Guerra de Reforma. Durante la Intervención fue hecho prisionero en Puebla y deportado por los franceses. En 1865, regresó al país y a la lucha contra el imperio. Durante el porfiriato ocupó diversos cargos: Ministro de Comunicaciones y de Guerra, Ministro de México en Alemania y Agente financiero en Londres. Murió en París.

10 Rosendo Pineda (1855-1912). Abogado y político juchiteco. Estudiante y posteriormente catedrático del Instituto de Ciencias y Artes del Estado de Oaxaca. Protegido de Porfirio Díaz. Diputado federal. Participó en la Convención de Unión Liberal en 1892. Secretario particular del Manuel Romero Rubio, suegro de Díaz. Se le considera el cabeza política del grupo de los científicos. En la última reelección de Díaz fue partidario de Ramón Corral. Al triunfo del maderismo se retiró de la política.