Escorpión

El Hijo del Ahuizote, núm. 824, 17 de agosto de 1902, p. 1456

Un pretendiente reyista

Por más que no quiero pensar en ello, todavía me parece que hieren mis oídos aquellas severas órdenes de don Vidal de Castañeda y Nájera1….. Yo no soy político ¡qué voy a ser!….. Sin embargo, las malas lenguas dicen por ahí que soy reyista, y por ende, compinche de Barrón, de Montes de Oca, de Ramos Pedrueza y comparsa….. Y no es eso todo lo malo, sino que, porque me ven chiquito se encajan….. y me hablan en diminutivo….. ¡A todo un abogado como yo!….. Tal vez me quieren ver chuela porque dije en El Popular que Barrón era mi distinguido amigo….. ¡Cada quien puede tener los amigos que más le agraden!….. Y a mi Barrón me hace la mar de gracia….. ¡Es gracioso este hombre!….. ¡Qué simpático es!….. ¡Sólo Canana puede competirle en arrogancia!….. Y como populares, lo son ¡vaya si lo son!….. ¡ya lo creo!….. Pero no se vaya a creer que soy reyista….. ni limantourista….. ni porfirista….. ni….. Con el poder de las Moriones2 me sobra y me basta….. Persiguiendo a Diógenes me hago también popular….. Me servirá de asesor mi distinguido amigo Barrón, que es hombre de gran enjundia….. El Popular, aunque apeste, según dicen, me hará bombo….. Ramos Pedrueza me confeccionará mis escritos…… ese sabe, ¡ya lo creo!….. aunque los envidiosos digan que meter la mata….. La verdad es que Canana sí que mete los cuatro remos….. ja, ja, ja….. Creyó que la 2ª Reserva le ayudaría….. y ahora nadie soporta la manada reservista….. Reyes Spíndola3 ya prohibió que se le haga bombo a la Reserva en su papasal El Imparcial….. Canana se pone furioso, pero ahí se queda….. y yo me río de todos….. hasta de los empeñeros, porque cuando estoy bruja, ocurro al Montepío Saviñón4 y empeño mi cortapuros….. ¿Y quién me criticará cuando hasta el mismísimo Díaz empeña la cadena de su reloj? ¿Qué me saco por el hecho de empeñar?….. Díaz también empeñó y otros más…… y ya se sabe….. mal de muchos….. Siquiera no me salo yo solo….. Pensándolo bien, conviene que yo sea reyista….. Pero para ello hay que ser reservista, y la verdad….. no fumo….. Me chocan los reservistas….. ¡Yo cargar un fusil!….. ¡y una mochila!….. ¡Ay, no qué horror!….. Eso está bueno para mi distinguido amigo Barrón, y no para mi….. Pero es necesario que yo sea algo …. Para reyista estoy que ni mandado hacer….. Reyes sabe escoger su gente….. ¡Barrón es el jefe de su Partido!….. Ya se ve si sabe rodearse de hombres de caletre….. Y yo, tengo algún caletre….. ¿Qué club liberal iré a destruir?….. Pero ¿estoy loco?….. No, yo no destruyo….. allá Canana y Barrón; pero lo que es yo, no….. Me quedo de litigante sirviendo a las respetabilísimas señoras Moriones, que al fin y al cabo el reyismo es una farsa….. la manada reservista otra farsa….. Barrón, no, este es mi amigo….. y me hace la mar de gracia….. y es basta “pueta”….. ¡Qué barbaridad!
– – – – NOTAS – – – –

1 Vidal de Castañeda y Nájera. (1833-1903). Militar y abogado capitalino. Participó en la Convención de la Unión Liberal de 1892, punto de origen de los llamados “científicos”. Fue director de la Escuela Nacional de Jurisprudencia (1872). Tras las protestas estudiantiles en trono a la llamada Deuda Inglesa (1880), Porfirio Dáiz lo nombró director de la Escuela Nacional Preparatoria. Véase, Regeneración, 1900-1901, arts. núm, 284, 311, 418, 475, 488, 532 y 746.

2 Genara y Romualda Moriones. Empresarias teatrales que gobernaban el mundo de la zarzuela en México desde el Teatro Principal. Ex-tiples, heredaron de sus respectivos maridos (José Joaquín Cleofas Moreno y Pedro Arcaraz) la empresa teatral “Alcaraz Hermanos, Sucesores”. Introductoras del ballet en México, bajo el nombre de “pantomima lírica”. Gozaban de la protección del general Carballeda , jefe de la policía capitalina.

3 Rafael Reyes Spíndola. (1860-1922). Abogado y empresario oaxaqueño. Fue secretario de gobierno en Michoacán (1885). Dueño de los periódicos Don Manuel, El Universal (1888), El Mundo Ilustrado y El Imparcial (1896-1914). Se le considera el padre de la prensa oficial moderna en México. Sus periódicos siempre fueron subvencionados. 

4 Institución fundada a iniciativa de Luz Saviñón, e inaugurada por Porfirio Díaz el 1º de agosto de 1902. Rafael Dondé fungió de albacea de la señora Savión.