De todo el mundo se escucha el aplauso para los que luchan bajo la Bandera Roja en los campos mexicanos

A pesar de todo, el movimiento mexicano se abre paso a sangre y fuego en México, a través de las conciencias en todo el mundo por medio de la prensa obrera honesta y que sabe cumplir con su deber.

Los esfuerzos de los revolucionarios que luchan por Tierra y Libertad son bien apreciados por todos los trabajadores inteligentes del mundo, con excepción de algunos individuos que haciendo alarde de profesar altos principios de emancipación económica, política y social, se han tornado en enemigos de nuestra causa y ya con su silencio o con sus rabiosos ataques por medio de la prensa, ayudan al Capital y a la Autoridad a sofocar los primeros impulsos de un pueblo oprimido hacia la verdadera libertad.

Cartas de grupos anarquistas, de sindicatos obreros, de inteligentes escritores y oradores, de agitadores conocidísimos nos llegan a estas oficinas de todas partes del mundo, llenas de frases de aliento. Una de esas cartas es de nuestros queridos camaradas de Le Libertaire,[1] importante periódico de París, en que colabora en pro de la Revolución Económica de México uno de los más inteligentes anarquistas de este siglo, Carlos Malato.[2]

Dice Le Libertaire:

“Camaradas:

“Hemos seguido con atención y con emoción la lucha valiente que desde hace largo tiempo tenéis emprendida contra las reacciones coaligadas para aplastaros. No pudiendo estar con vosotros sino por medio del pensamiento, no cesamos de dar a conocer entre los anarquistas la peripecias que sufrís para conquistar para todos el bienestar y la libertad. Buscamos en toda la prensa que pueda decirnos algo de vosotros, las noticias que os conciernen. Contemplamos, bastante lejos por desgracia, el drama social que vivís, y esperamos ansiosos no el fin de la batalla que tenéis entablada, pues esta batalla no terminará jamás, sino el resultado que obtengáis después de haber arrancado del enemigo, el capitalismo, la tierra, los instrumentos de trabajo, en una palabra, la riqueza social producida por los trabajadores.

“Vemos con gozo que ensayáis la implantación del comunismo. ¡Bravo! Vosotros habéis comprendido que el medio mejor de interesar al pueblo a la Revolución es hacerlo que sienta sus beneficios inmediatamente, y el comunismo, para la producción y para el consumo es el único sistema capaz de realizar ese relativo bienestar. Sí, comunismo para trabajar, para que haya economía de tiempo y de fuerza y se obtengan abundantes productos. Comunismo para hacer el consumo según las necesidades, teniendo en cuenta la absoluta libertad individual, el respeto a la intimidad de la familia, la pureza de las costumbres en las relaciones de los dos sexos. Ascender siempre todos por la justicia, por la belleza moral, por la bondad del corazón sin que nadie quede abajo.

“Tened siempre, camaradas, el fusil listo y la bomba a la mano mientras quede un vestigio del principio de autoridad y una sombra de privilegio social.

“Cuando estéis en plena insurrección, preocupáos de renovar las escuelas para hacer que la generación que haya sido educada en plena efervescencia revolucionaria salga valiente, educada en la filosofía anarquista y lista a tomar los puestos de los ancianos.

“A pesar de la desconfianza y de la sospecha que han pretendido sembrar sobre vuestros movimientos, nosotros siempre os hemos tenido confianza, porque hemos comprendido que los hombres que marchan a la lucha no solamente para obtener una transformación política, sino también para obtener una transformación social por medio de la expropiación, no pueden ser otra cosa que militantes sinceros y dignos de interés.

“No necesitamos gritaros ¡valor! Lo tenéis suficiente para servir de ejemplo a los cobardes de la esclavitud moderna.

“Siempre que estéis animados de la noble ansia de libertar al ser humano; siempre que améis a todos como hermanos; siempre que reconozcáis la noble divisa de solidaridad humana “todos para uno y uno para todos,” vosotros venceréis.

“Nosotros hemos reunido algunos fondos de solidaridad, que son los mismos que os enviamos. Nuestra lista de subscripción pro-revolucionarios mexicanos, no esta cerrada. Continuaremos cumpliendo con nuestro deber de anarquistas revolucionarios.

“Recibid nuestros buenos deseos, nobles camaradas, y luchad siempre por la emancipación humana en pos de una sociedad sin dioses y sin amos.

Por Le Libertaire

Pierre Martin.[3]

 

Entre los periódicos que hemos recibido en estos últimos días, vemos que muchos de ellos toman particular empeño en popularizar el movimiento económico de los trabajadores mexicanos. Freedom,[4] de Londres, Inglaterra; L’Avvenire de New Kensington; Pa.; A Aurora[5] de Porto, Portugal; La Voz del Pueblo,  de Tarrasa, España; Il Libertario, de la Spezia, Italia; El Tirapié,[6] de Montevideo, Uruguay; La Acción Obrera,[7] de Buenos Aires, Argentina; ¡Tierra!, de la Habana, Cuba; O Sindicalista,[8] de Lisboa, Portugal; Tierra y Libertad,  de Barcelona, España; La Picota,[9] de Sabadell, España; La Confederación,[10] Buenos Aires, Argentina; L’Alleanza Libertaria,[11] de Roma, Italia; Solidaridad Obrera de Barcelona, España; Proleta’r, de Bohemia, Austria; Cultura Proletaria, de New York; Der Anarchist,[12] de Leipzig, Alemania; Vida Nuova,[13] de Ponta Delgada, Azores; Volnelisty,[14] de New York; Wohlstand Fur Alle,[15] de Viena, Austria, La Comune, de Philadelphia, Pa.; La Protesta, de Buenos Aires, Argentina; La Voz del Obrero,[16] de La Coruña, España; La Protesta,[17] de Lima, Perú; L’Era Nuova, de Paterson, N. J.; Mother Earth,  de New York; A Lanterna,[18] de San Paulo, Brasil; Las Dominicales,[19] Madrid, España; Pacific Ocean, de Los Ángeles; Renovación,[20] de San José; A Guerra Social,[21] de Río de Janeiro, Brasil; El Dependiente,[22] de La Habana Cuba; Frei Arbeiter Stimme,[23] de Nueva York, y otros muchos periódicos que desgraciadamente no nos visitan; pero que por informaciones de nuestros camaradas de diversos países, sabemos que se ocupan en el generoso movimiento de los trabajadores mexicanos.

Casi todos esos colegas, tienen abiertas listas de subscripción para el fomento de la lucha económica en México.

Cultura Proletaria, de New York y ¡Tierra!, de La Habana, han prometido tomar por su cuenta la campaña emprendida por nuestro Regeneración en caso de que este periódico de los oprimidos llegue a morir por falta de fondos o por persecución gubernamental. Tomen de ello nota todos nuestros amigos.

La “Mexican Revolution Conference”,[24] de Nueva York; la “Mexican Liberal League”,[25] de San Francisco, California; la “Liberal Defense Conference,”[26] de Chicago, Ill., y otros organismos especiales constituidos por generosos amigos del proletariado mexicano, no han estado inactivos en estos últimos días y preparan trabajos de importancia para popularizar más aún el movimiento económico de nuestros hermanos los peones y los obreros, y para recaudar fondos para el fomento de la Revolución.

Algunas locales de la Industrial Workers of the World y de la Western Federation of Miners,[27] así como otras uniones, manifiestan resueltamente su simpatía por los que luchan bajo la Bandera Roja, por Tierra y Libertad. Los socialistas que piensan con su cabeza y no son esclavos de los personales intereses de Berger, Debs y otros de la misma especie, denuncian la actitud de esos leaders y de ciertos periódicos socialistas, entre ellos el llamado Appeal to Reason, como una TRAICIÓN a la causa de los trabajadores.

Compañeros de México y de todo el mundo: redoblad vuestros esfuerzos en pro de este movimiento que no tiene precedente en la historia de la humanidad. Abandonados los mexicanos a nuestros propios esfuerzos, podemos luchar como lo hemos demostrado; pero pensad en que las fuerzas enemigas son poderosas. Este es el momento en que debemos demostrar que creemos con toda sinceridad en que, por medio de la solidaridad de la clase trabajadora, se irá triunfando sobre las fuerzas de la reacción.

No deis oído a los críticos interesados en arrebatar a este movimiento todo apoyo moral y toda ayuda pecuniaria. Los que tal cosa hacen, faltan al primero de los deberes de los trabajadores: el de la solidaridad y cometen un crimen que la historia escrita por hombres libres, condenará con indignación.

Ricardo Flores Magón

Regeneración, núm.59, octubre 14, 1911.



[1] Le Libertaire. París (1895-1916). Director fundador: Sebastian Faure. Periódico anarquista doctrinario, estrechamente ligado a las movilizaciones obreras francesas. A partir de 1910, bajo la conducción de Pierre Martin y con la colaboración de Charles Malato se ocupó ampliamente de difundir los pormenores de la lucha revolucionaria, así como de hacer propaganda a favor del PLM, al menos hasta 1914.

[2] Charles Malato (1857-1938). Propagandista, escritor, teórico y militante anarquista francés de ascendencia siciliana. Hijo de padres comuneros, vivió el exilio en Nueva Caledonia. Regresó a Francia a fines de la década de 1880, aunque a causa de un proceso judicial en su contra se exilió en Londres, donde desarrolló una importante agitación anarcosindicalista. Entusiasta defensor de la independencia de Cuba, trabó amistad con Fernando Tárrida del Mármol, con quien efectuó una intensa campaña internacional por la revisión de los procesos de Montjuich. Opositor a la monarquía española y amigo personal de Francisco Ferrer Guardia, fue acusado, sin pruebas, de fraguar el atentado contra Alfonso XIII el 31 de julio de 1905 en París. A mediados de 1907 entró en contacto con la JOPLM, y a partir de entonces, junto con otros escritores radicales, difundió informaciones sobre la dictadura en México. Gracias al trabajo de dicho comité, a partir de esa época la prensa obrera y revolucionaria empieza a publicar de manera regular artículos sobre el tema. En marzo de 1908, publicó en Les Documents du Progrès, un extenso artículo en el que denunciaba las miserables condiciones de los trabajadores mexicanos. En 1911 su labor fue fundamental para convocar a solidaridad de los anarquistas franceses respecto a la lucha revolucionaria del PLM. En el número especial de Regeneración del 1º de enero de 1913 se publicó su retrato al lado de otras grandes figuras del anarquismo como Bakunin, Malatesta, Kropotkin y Reclus. Al comenzar la primera guerra mundial apoyó a la coalición aliada en contra del expansionismo alemán, lo que le valió el descrédito entre algunos sectores libertarios. Colaborador del Journal du Peuple, La Guerre Sociale, La Bataille Sydicaliste, Les Temps Nouveaux, entre otros periódicos ácratas. Entre sus obras destacan Filosofía de la anarquía y Revolución cristiana y revolución social.

[3] Pierre Martin (1856-1916). Tejedor, periodista y militante anarquista francés. Desde la década de 1880 se destacó como activo agitador obrero y talentoso orador. Sus actividades políticas le valieron frecuentes encarcelamientos. En 1910, se desempeñó como editor de Le Libertaire. Durante su gestión, el periódico se solidarizó con la causa del PLM y mantuvo una estrecha relación con Regeneración, dando puntual cobertura de los avatares de la lucha revolucionaria. A lo largo de la disputa en torno al contenido y los alcances de la revolución mexicana, Martin mantuvo su postura de apoyo a la dirigencia liberal. Durante la primera guerra mundial, se mostró partidario de la no intervención de los anarquistas en el conflicto bélico.

[4] Freedom. Londres, Inglaterra (1886-1927). Principal órgano doctrinario del anarquismo comunista en Inglaterra. Fundado por Piotr Kropotkin y Charlotte Wilson. A comienzos del siglo XX editado por Alfred Marsh y Thomas Keell.

[5] A Aurora. Porto, Portugal (1910-1915). Redactor: Hagapito Sereno. Periódico editado por el Grupo Aurora Social. Se trata de uno de los órganos ácratas con mayor influencia en Portugal. Periódico vinculado con la prensa anarquista española, así como con las comunidades ácratas italianas establecidas en Brasil. Reprodujo frecuentemente las informaciones sobre la revolución de México hasta 1913.

[6] El Tirapié. “Publicación mensual del Centro de Resistencia Obreros Zapateros y afines”. Montevideo, Uruguay (1910-1912).

[7] La Acción Obrera. “Diario sindicalista de la mañana”; posteriormente “Periódico sindicalista revolucionario”. Buenos Aires, Argentina (1910-1916). Órgano de la Confederación Obrera Regional Argentina. Se ocupó de la situación desde México desde 1910, pero fue a partir de mayo del año siguiente que le dedicó una sección especial titulada “La guerra social en Méjico”, en la que se reprodujeron, hasta 1912, artículos tomados de Regeneración.

[8] O Sindicalista. “Semanario defensor da clase trabalhadora”. Lisboa (1910-1916).

[9] La Picota. “Semanario sindicalista”. Sabadell (1911).

[10] La Confederación. Buenos Aires, Argentina (1909-1911). Órgano de la Confederación Regional Argentina, central sindical de tendencias socialistas.

[11] L’Alleanza Libertaria. Roma (1908-1911). Colaboradores: Luigi Branchi, P. Farini, A. Naquet, María Rygier, entre otros. Periódico surgido por iniciativa el Congreso Anarquista de Roma, con el impulso de F. Serantoni, Luifi Fabbri y Ettore Sotovia. Desplegó una intensa campaña de agitación contra la monarquía española, a raíz del proceso contra Francisco Ferrer en 1909.

[12] Der Anarchist. “Organ zur propaganda des Anarchismus und Sozialismus”. Leipzig (1909-1913). Arthur Holke, editor.

[13] Vida Nuova. Refiérese a Vida Nova. “Órgao do operariado micaelense”. Ponta Delgada, Azores (1908-1912). Francisco Soares, director.

[14] . Refiérese a Volné Listy. “Casopis sirci zásady bézvládi” (Páginas Libres. “Revista de divulgación de principios anarquistas”). Nueva York, EUA (1890-1917). Publicación mensual escrita en bohemio. Se trata del más importante órgano impreso de los anarquistas de origen checo en los Estados Unidos. En septiembre de 1911 abrió en sus columnas una suscripción a favor de la revolución de México. Mantuvo un vínculo cordial con Regeneración hasta 1916.

[15] Wohlstand für Alle. Viena. (1907-1913). Pierre Ramus, director. W. Kubesch, administrador. Periódico quincenal; dedicaba la mayor parte de su espacio a la difusión de las movilizaciones obreras internacionales.

[16] La Voz del Obrero. “Periódico decenal sindicalista. Órgano de las Sociedades Obreras de Resistencia”. La Coruña, España (1910-1914). Se vinculó con la causa del PLM por intermediación de Pedro Esteve y Jaime Vidal.

[17] La Protesta. “Publicación mensual por erogación voluntaria”; “Publicación anarquista”. Lima, Perú (1911-1926). Periódico de inspiración anarcosindicalista sostenido por el Grupo “Luchadores por la Verdad”. Redactores: Manuel Caracciolo Lévano, Abraham Granero, Luis Felipe Grillo. Se mantuvo próximo a las posturas del PLM hasta 1915.

[18] A Lanterna. “Folha anticlerical e de combate”. Sao Paulo, Brasil (1901-1916, 1933-35). Editores: Benjamin Motta, Edgard Leuenroth. Publicación vinculada a las logias masónicas paulistas y con las comunidades ácratas de origen italiano asentadas en Brasil. En 1912, a instancias de Leuenroth se organizó en Sao Paulo un Comité Pro Revolucionarios Mexicanos.

[19] Las Dominicales (también llamado Las Dominicales del libre pensamiento). “Semanario librepensador. Órgano de la Federación Internacional de Librepensadores en España, Portugal y América”. Madrid, España (1883-1912?). Colaboradores: Odón de Buen, Ramón Chíes, Fernando Lozano, entre otros. Publicación anticlerical vinculada con la masonería, el republicanismo y algunos sectores del anarquismo hispano. Desde 1904 se ocupó de la situación política de México, y al año siguiente reprodujo los artículos “Mueras a un obispo” (Regeneración, St. Louis, Mo., 2ª época, núm. 20, marzo 18, 1905), y “Los mexicanos en Texas” (Regeneración, St. Louis, Mo., 2ª época, núm.6, diciembre 10, 1904). En su edición del 14 de julio de 1911 reprodujo el “Manifiesto a los trabajadores de todo el mundo” emitido por la JOPLM en abril de aquel año.

[20] Renovación. Sociología. Arte. Ciencia. San José, Costa Rica. (1911-1913). Revista quincenal anarquista. Directores: José María Zeledón y Anselmo Lorenzo. Editores: Ricardo Falcó Mayor y José María Zeledón. En marzo de 1911 empezó a ocuparse de la revolución mexicana, con información tomada de Cultura Proletaria, de Nueva York. En su edición del 15 de agosto de 1912 publicó en la primera página un retrato de RFM. Se mantuvo próxima a la causa del PLM hasta el cese definitivo de su publicación.

[21] A Guerra Social. “Periodico anarquista”. Río de Janeiro, Brasil (1911-1912). Editores: Astroglio Pereira, Paulo Jurema.

[22] El Dependiente. “Periódico sindicalista. Órgano defensor de los cocineros, dependientes de cafés, fondas, restaurants, hoteles y obreros de la Isla de Cuba”. La Habana (1911-1913). Colaboradores: Ángel Falco, Aquilino López, Carlos Loveira, entre otros. Abrió a través de sus páginas una suscripción en pro de los liberales mexicanos, cuyo monto remitían a la JOPLM a través de Cultura Proletaria (Nueva York). Insertó asimismo artículos, circulares y llamamientos de la Junta tomados de Regeneración. A mediados de 1912 comenzó a publicar informaciones, enviadas desde Veracruz, sobre el panorama de las luchas obreras en México.

[23] Freie Arbeiter Stimme. (La voz del trabajador libre) Nueva York, EUA (1890-1977) Editor: Saul Yanovsky. Colaboradores: Kropotkin, Johan Most, Max Nettlau y Rudolf Rocker, entre otros. Semanario anarco comunista escrito en yidish, vocero de los libertarios judíos de origen ruso establecidos en la costa este de los Estados Unidos.

[24] “Mexican Revolution Conference;” organizada por Charles W. Watson y Emma Goldman en Nueva York en apoyo a las posturas de la JOPLM ante la revolución en México. Comenzó sus trabajos el 26 de junio de 1911 en el auditorio de la Copper Union de esa ciudad.

[25] “Liberal League for  Mexican Freedom;” organizada por William Boone y Joseph Moore en 1911, en la ciudad de San Francisco, Calif.  Contaban con el apoyo del sindicato de panaderos local. “celebra sus mítines á favor del Partido Liberal Mexicano el segundo y cuarto martes de cada mes, á las ocho de la noche, en el Jefferson Hall. El lema de esta simpática Liga es: «Tierra y Libertad para todos.»

[26] “Liberal Defense Conference of Chicago,” organizada por Honore J. Jaxon y Voltairine de Cleyre,  en Julio de 1911.

[27] Western Federation of Miners, organización obrera norteamericana de corte radical, cercana a la IWW. Dada su política de filiación de trabajadores con independencia de su origen étnico y nacional, así como su influencia en las regiones mineras del oeste norteamericano (Arizona, California, Nuevo México, Colorado y Oklahoma), contaba entre sus miembros a mexicanos, militantes a su vez del PLM. Participó activamente en la defensa de los perseguidos políticos mexicanos en Estados Unidos.