Notas al vuelo

¡Qué importantes personalidades las que andan a la carrera tratando inútilmente de hacer algún ruido con la formación de un partidillo político!

Ahí tenéis al ingeniero Camilo Arriaga, el mismo que pagaba con golpes y malas palabras a los pobres trabajadores de San Luis Potosí. Siempre que sus trabajadores le pedían dinero, los pateaba, los despedía del trabajo y se quedaba con la rayas de los pobres, que llegaban a sus hogares con las manos vacías, el cuerpo magullado, a escuchar los gritos de los hijos hambrientos pidiendo pan.

¿No es un personaje de importancia este descorazonado negrero?

. . .

Otro de los personajes de mayor importancia, es el “héroe de Lampazos” o sea el “protegido” de aquel famoso barbero que contaba con una tapia discreta. ¡Tan discreta!… Pero como nunca falta un “yo lo vi,” la discreción de la tapia resultó un completo fracaso, porque sin fin y a la postre fueron divulgados los ya famosos amoríos del señor coronel don Antonio I. Villarreal con el indecente barbero.

El periódico amarillo, Diario del Hogar, tuvo la humorada de burlarse del afeminado Antonio I. Villarreal, proponiéndolo para Ministro de Fomento en el Gabinete del Chato. ¿Y qué iba a fomentar el pobre diablo? me preguntaréis. ¡Pues, nada menos que la prostitución!

. . .

Otro personaje de importancia, y que también está muy atareado, ¡ay, pero sin éxito! en la reorganización de un partidillo político, es el Judas y esbirro Juan Sarabia, el mismo que nos dijo: “puesto que no están ustedes con nosotros (los burgueses). VOY A HACERLES TODO EL MAL POSIBLE,” amenaza que se cumplió pocas horas después de haber salido del hediondo hocico de este polizonte del despotismo, pues una nube de genízaros invadió nuestras humildes oficinas, cargando con nosotros a la cárcel el día 14 de junio de este año.

Con hombres de tanto prestigio a la cabeza, el famoso partidillo quedará ¡partido! Estos bichos pueden gritar: ¡Ya somos tres: un negrero, un paderasta y un esbirro!

. . .

Juan Sarabia, dice en su papeluchillo, que está haciendo “denuncias concretas de revolucionarios.”

¡Deveras has perdido la vergüenza pobre lacayo!

. . .

Anda suelto por esos “mundos de dios” un licenciado llamado Luis González, español, comisionado por Madero para que le venga a hacer bombo en los Estados Unidos. El hábil agente maderista dice que no tiene compromiso con el gobierno, que es un apóstol, que se sacrifica por el bienestar de los mexicanos y la mar de cosas. Si es así, ¿por qué no predica la expropiación de los bienes que detenta la burguesía ladrona?

Anda invitando a los trabajadores mexicanos a que regresen a México a trabajar; pero en beneficio de la burguesía, bajo el látigo de la autoridad y con la amenaza constante de la leva. ¡Valiente invitación!

. . .

Sólo los ilusos pueden creer en la supuesta independencia de la Iglesia del Estado. El Estado, por más que se llame ateo, necesita la ayuda del Clero. Los papanatas que votaron por la fórmula Madero-Pino Suárez, porque hipócritamente declararon esos farsantes que iban a respetar las famosas Leyes de Reforma, quedarán desilusionados al leer lo que sigue que tomo de El Imparcial de 19 de este mes: “Progreso, Yucatán, octubre 18.- El Ilustrísimo señor doctor Trischler, Arzobispo de Yucatán y el Gobernador, señor Lic. Pino Suárez, tuvieron una larga conferencia. El señor Gobernador fue padrino de un rumboso bautizo.”

. . .

Acaba de llegar a mis manos un papeluchillo que se publica en San Antonio, Texas, y que trae una carta abierta dirigida a mí por un “Don Petate” que reside en Mulvane, Kansas. ¡A abrir todos el paraguas!: “Cinco años hace ya que persigues… un absurdo, pobre iluso.”

Para los pies, animalito; solamente de desterrado por haber luchado en México, tengo ya cerca de ocho años, y de los años que luché en México ya ni llevo la cuenta; pero vamos a lo principal: lo que tú, pobre perro de los burgueses, llamas “un absurdo,” se está realizando en todo México, más aprisa de lo que quisieran tus ladrones amos. ¡Fíjate, perrillo, en que la expropiación se está generalizando!

Este perro vocifera de lo lindo llamando ladrones, bandidos, holgazanes y no se qué más a los liberales porque atentamos contra la propiedad de los “pobres” señores ricos.

. . .

Una bella, ideal, inteligente, espiritual y joven señorita, de nombre María Dolores Ríos,[1] que hace algunos años me adulaba, vamos, me ponía un poco de incienso porque como muchas otras personas “desinteresadas,” creía que iba yo a proponerme como candidato a la Presidencia de la República, ahora me hace objeto de sus simpáticos ataques desde las columnas del periodiquito de aquel famoso vendedor de tierras vírgenes, el ladronzuelo de la Iglesia de Tlanepantla por cuyo delito anduvo prófugo la mar de años, el maderista de ayer y ex-maderista de hoy, el mentado Paulinín, en una palabra.

¿Estará ya en “contacto” esta señorita con la “virtuosa” Juana B. Gutiérrez de Mendoza?[2]

. . .

Los periodiquillos que regentean el apestoso pederasta Villareal y su amigote el esbirro y Judas Sarabia, están dando la lata con llamar “prensa revolucionaria” a miserables engendros, aduladores de Madero y Pino Suárez.

¡Prensa revolucionaria! Cualquiera diría que esa prensa anémica aboga por la violencia para derribar tiranías y explotaciones. Nada de eso; esa prensa vive de las migajas que le da el gobierno y ladra contra todo aquello que turba las digestiones de sus amos.

. . .

Dos pobres diablos, P. Casals y J. Cadena, parece que están sordos. No oyen el estruendo de las falanges de Zapata que luchan por Tierra y Libertad, no escuchan el estruendo de tempestad de las armas liberales por todo el país. Siguiendo los consejos de Madero, continúan, como el pederasta Villarreal y el “ratero” Paulino Martínez, tratando de desviar a los trabajadores del camino que deben seguir para conquistar su libertad económica: el de la expropiación por medio de la fuerza de la tierra y de la maquinaria de producción. Empeñadísimos están los tales zánganos en que los trabajadores se afilien a su organización, como la de la American Federation of Labor,[3] que sólo sirve para que saquen la tripa de mal año los organizadores y funcionarios de ella, mientras los pobres trabajadores siguen años y años sufriendo las consecuencias del sistema capitalista. ¡Compañeros: mandad a paseo a esos embaucadores! ¡Los tiempos, en México, no son para esperar, sino para arrebatar desde luego!

. . .

Clueca viene Regeneración Burguesa  reproduciendo una cartita que alguien escribió por el tontito Manuel Sarabia en las columnas de un indecente periódico de Nueva York, periódico esencialmente burgués, porque aboga por la boleta electoral y otras farsas de ese calibre. Toda la carta es una serie de embustes que desmiente precisamente la persona que el braguetero menciona como su informante, el compañero Julius Menke,[4] según carta de este camarada que tenemos a la vista.

¡Qué pocos sesos tienes Manuelín! Está enojado el pobre pretensioso porque siempre he dicho que intelectualmente vale… ná.

Eso sí, para pasar una vida de holgazán casándose con mujeres ricas, el Manolito es bastante inteligente.

Ricardo Flores Magón

Regeneración, núm. 61, octubre 28, 1911.



[1] María Dolores Ríos. Obrera. Residente de Chihuahua, Chih. Mantuvo correspondencia con Regeneración de 1905 a 1907. En este último año  ofreció su domicilio para el reparto del periódico Revolución: “¿pero que se ha de hacer toda vez que se ha ahogado a la –escribió- prensa independiente con cruelísima persecución que, de no haberla habido, se hubiera conseguido derrocar el Poder del Dictador por las vías de la razón de que el pueblo habría hecho armas inofensivas para recobrar sus derechos sin tener que recurrir a la fuerza de las armas?”.

[2] Juana B. Gutiérrez de Mendoza (1880-1942). Periodista, originaria de Durango. En 1892, se trasladó a Sierra Mojada, Chihuahua. En 1897 fue encarcelada por dos años por su reportaje sobre las condiciones de los mineros en ese lugar. Al salir fundó el Club Liberal Benito Juárez en Minas Nuevas, Chih. En 1901, marchó a Guanajuato y fundó ahí el periódico Vesper. Dos años después, llegó a la ciudad de México, se afilió al club Ponciano Arriaga, del que fue vocal primera y reemprendió la edición de su periódico. Por sus posturas antirreeleccionistas fue encarcelada en Belén, a fines de año. En 1904, acompañada de Elisa Acuña y Rosete, se trasladó a Laredo, Texas y luego a San Antonio, en ambos lugares volvió a publicar su periódico. Ante los desavenencias entre RFM  y Camilo Arriaga, tomó partido por este último. Tal circunstancia  provoca una agria disputa entre Gutiérrez de Mendoza y RFM, que se dirime en los periódicos  por ambos dirigidos. En 1905, regresó a la ciudad de México y continuó con Vesper. Colaboró en La Corregidora y fundó El Partido Socialista. Con Dolores Jiménez y Muro, formó el grupo “Socialistas Mexicanos”. En 1909 fundo el Club Político Femenil Amigas del Pueblo y el Club Hijas de Cuauhtémoc. Durante la campaña electoral de Francisco I. Madero solicitó el derecho al voto para las mujeres. Firmó el llamado Plan de Tacubaya, en octubre de 1911. Por esas fechas se traslada a Morelos y se vincula al zapatismo. Formó el regimiento “Victoria” al que dirigió con el grado de coronela. Arrestada en la ciudad de México por las autoridades huertistas, pasó 10 meses en la cárcel de Belén. Tras la caída de Huerta fue liberada y continuó al lado del zapatismo. Durante la presidencia de Venustiano Carranza fue nuevamente recluida. De regresó a Morelos en 1919 y hasta 1922 dirigió su Colonia Agrícola Experimental Santiago Orozco. Maestra misionera durante el paso de José Vasconcelos por la secretaria de Educación Pública. En  1926 fundó la asociación pro indigenista Consejo de Caxclanes. Reinició Vesper en 1932.

[3] Asociación obrera fundada por Samuel Gompers en 1886. Su orientación política apuntaba hacia un sindicalismo conservador. Junto a la Industrial Workers of the World (IWW) y el Partido Socialista norteamericano, la AFL formó parte, entre 1905 y 1910, de una corriente de apoyo a la revolución mexicana, por lo que mantuvo una relación cercana al PLM. Al hacerse patente el carácter radical de la propuesta revolucionaria magonista, esta central obrera rompió relaciones con la JOPLM y, en adelante, estrechó sus vínculos con el movimiento maderista. Durante la lucha revolucionaria mantuvo relación con la Casa del Obrero Mundial, a partir de que ésta pactó una alianza con el gobierno de Venustiano Carranza. Al inicio de la Primera Guerra Mundial, promovió la conformación de una central obrera panamericana, controlada desde Estados Unidos, en la que México y el sindicalismo corporativo de la CROM cumplían con un papel estratégico.

[4] Julius Menke. Miembro del Partido Socialista Americano. Cercano a Vincent St Jhon. Intervino, a petición de RFM, para desmentir el contenido de un artículo aparecido en “The New York Call,” el 14 de abril de 1911, en el que se acusaba a la junta y a su presidente de haber dividido las fuerzas rebeldes.” Recordándole al Partido Socialista había dado su apoyo a la revolución en México, bajo el supuesto de que el Partido Liberal estaba de acuerdo con Madero y que Magón era anarquista. El artículo en “The Call” fue pergeñado, a decir de RFM, por Manuel Sarabia, entonces residente en esa ciudad.