Movimiento de solidaridad

Los Grupos Regeneración se muestran activísimos para ayudar a Regeneración en estos momentos en que tanto se necesita el apoyo solidario de los buenos compañeros.

Amarillo, el corazón del Panhandle de Texas y centro ferrocarrilero de gran movimiento, fue el teatro de un gran mitin radical la noche del sábado 4 de este mes, con el fin de discutir la situación por que atraviesa México y decidir la ayuda más efectiva que pueda brindarse en estos momentos a la causa de Tierra y Libertad.

El compañero Tiburcio Vigil,[1] Presidente del Grupo Regeneración “Tierra, Libertad y Justicia”, planteó en correctas frases el problema mexicano y su manera de resolverlo y la feliz solución que le dio, merecieron la aprobación de los concurrentes.

Otro compañero tomó en seguida la palabra y durante hora y media disertó sobre el gran movimiento igualitario iniciado en México por el Partido Liberal Mexicano, la influencia que hará sentir en el resto del mundo y la gran facilidad del triunfo si la mayoría de los liberales se deciden  a sacudir el polvo del pasivismo que los cubre, y a ocupar los lugares que van dejando vacantes los compañeros que caen exánimes frente a las trincheras del enemigo. Su ataque a las instituciones actuales por el fracaso de éstas para hacer libres y felices a los pueblos; su exhibición de la tiranía de todos los gobiernos que han regido en México, ya como colonia española, como imperio bajo Iturbide, como república central bajo Santa Anna, como federación con Herrera y con Arista, como protectorado de Francia bajo Napoleón III y el pirata Maximiliano, como dictadura bajo Porfirio Díaz, y la anunciación que hizo de los principios del Partido Liberal Mexicano conforme al Manifiesto expedido por la Junta de los Ángeles, California, el último 23 de septiembre,[2] como los únicos salvadores, los únicos verdaderamente dignos de sacrificio y de esfuerzo, valieron al orador el aplauso unánime de todos los miembros del Grupo Regeneración “Tierra, Libertad y Justicia” y todos los concurrentes al grandioso acto.

El mitin cerrado por una pequeña peroración del compañero Ricardo González, veterano del Partido Liberal Mexicano y antiguo miembro del Grupo Regeneración “El Grito de Rebeldía,” de Carlsbad, Nuevo México.

El mitin de Amarillo, por los resultados importantes que se obtuvieron para la prosecución de la lucha libertaria, por el radicalismo que brilló en los discursos de los oradores y por el buen número de nuevos compañeros que se agregaron a nuestras filas, será recordado por largo tiempo por los concurrentes. ¡Bien por los liberales de Amarillo!

. . .

Un telegrama de Anson, Tex., nos informa del gran mitin celebrado por los mexicanos del Condado de Jones, en Anson, la noche del jueves de este mes, en pro de la Revolución Económica en México, que es la que fomenta el Partido Liberal Mexicano.

A invitación de los compañeros Vicente Miranda[3] y Gumersindo Moncayo[4], el 95 por ciento de los mexicanos residentes en el citado Condado, se reunieron en el local del compañero Antonio Estrada, dando principio el mitin a las ocho y cuarto de la noche, para terminar a las dos de la madrugada. Era tanto el entusiasmo del auditorio, que todavía, a esa avanzada hora, pedía a los oradores que hablasen sobre el importante tema de la Revolución Económica que envuelve a México.

El primer compañero que ocupó la tribuna, habló durante dos horas, recibiendo la  más completa atención del numeroso auditorio, en que predominaba el bello sexo, definió los principios del Partido Liberal Mexicano, analizó el Manifiesto expedido por la Junta Organizadora el 23 de septiembre último, anatematizó a la trinidad de bandidos que oprimen hoy al mundo a saber: el clero, la burguesía y el gobierno, y, finalmente, dijo: “en vista de los últimos mensajes que anuncian la exaltación del Enano a la tiranía, los pronunciamientos de los reyistas y de los vazquistas y el caos que impera en México, debemos obrar, y obrar pronta y decididamente nosotros, los liberales. Si permanecemos en la inacción nuestra conducta ayudará a la burguesía; si nos rebelamos, cooperaremos a la gran obra destructora de los gobiernos y nos haremos acreedores a la simpatía del proletariado mundial. A obrar, pues, compañeros; a enarbolar la Bandera Roja en los campos mexicanos.”

En seguida se dio lectura a un trabajo titulado “Francisco I. Madero”. Es una biografía del aventurero desde su presentación en los estercoleros de la política en 1905, hasta su exaltación al llamado “Poder Ejecutivo” de México.

Después se dio a conocer la brillante pieza literaria del camarada colombiano Juan F. Moncaleno,[5] en memoria del Maestro Francisco Ferrer Guardia, así como una composición titulada “En el País de la Música”, escrita con motivo del movimiento liberal por uno de los compañeros residentes en este país.

La causa de Tierra y Libertad fue ampliamente explicada en el mitin. Falta de espacio nos impide detallar los otros números del programa.

Imposible es dar la lista entera de los concurrentes. Por carta explicativa del telegrama recibido, se nos confirma el delirante entusiasmo que reinó en la reunión. Al caso, nos dice el corresponsal, “pude ver entre la concurrencia de compañeras y compañeros, a Antonio Estrada,[6] Guadalupe Estrada, Toribio Gándara, Jesusita Miranda, María Jaramillo,[7] Pedro Núñez, Romualdo Jaramillo,[8] Vicente Miranda, Manuela Estrada, Sabina Moncayo, María Franco, Lucinda Miranda, Felipe García, José María Gómez, Refugio Rezas, Julián Moncayo,[9] Aniceto Moncayo,[10] Alejandro Jaramillo,[11] Blas Franco, José María Franco, Juan Gómez de Estrada, Francisca Gómez de Gándara, María Gómez de Franco, Elvira Miranda, Guadalupe Franco, Tirsa González, Alejo Santos,[12] Vicente Miranda hijo, Juan Ramos, Amarente Rentería, Candelaria Rentería de Miranda, Nicolasa Soto de Moncayo, Mateo González Ortega, Francisco Mermet, Manuel Puentes, Manuel Estrada y muchísimos más.”

¡Adelante, hermanos de Anson Tex.!

. . .

El Grupo Regeneración “Simón Berthold”, de Oxnard, California, nos dice que el 24 de este mes, celebrará ese Grupo una velada literario-musical que terminará en baile. Todo lo que se produzca de esa fiesta, se destinará al fomento del órgano del Partido Liberal Mexicano, Regeneración.

La fiesta tendrá lugar en el “Maulahart Hall”. Hablarán en la velada los compañeros Luis Villegas jr.,[13] y Tomás Labrada. La entrada a la velada será gratis. La entrada al baile: un peso. Mujeres y niños gratis. Cena: 0.25 por persona.

Se espera que los buenos compañeros de los contornos, se preocuparán por que esa fiesta dé el resultado apetecido: fondos para la propaganda. La apreciable compañera Josefa M. Lille trabaja sin descanso por el buen éxito de la fiesta.

. . .

            Periódicos obreros de todo el mundo, nos han visitado esta semana, hablando del movimiento económico en México, de los esfuerzos que la Junta hace por que no se desvíe ese movimiento y se convierta en revuelta política, de la necesidad de ayudar todos a Regeneración, etc. El simpático periódico I. W. W., de Phoenix, Ariz., La Unión Industrial, al volver a la vida, dedica parte de su espacio a azotar el rostro de los jefes del socialismo político, por llamar bandidos a los hombres que bajo la Bandera Roja luchan en México por Tierra y Libertad. Felicitamos a nuestros compañeros de Phoenix por haber logrado la publicación del querido colega.

            Son muchos los periódicos para dar sus nombres por esta vez; pero la semana entrante diremos qué periódicos son los que se ocupan en el movimiento de los desheredados mexicanos.

. . .

Como se ve, el movimiento a favor de la Revolución Mexicana es bastante serio. En Europa, en África, en Australia, en Sud-América, en las Antillas, en Estados Unidos, por dondequiera se publican periódicos obreros que hablan con cariño en pro de los esfuerzos de los trabajadores mexicanos por acabar de una vez con toda clase de opresión y de explotación. Sociedades obreras, comités especiales Pro-Revolucionarios mexicanos, funcionan con regularidad en San Francisco, Chicago, New York, Ibor City, Buenos Aires, San Paulo, etc., etc., para agitar a favor de los nuestros.

. . .

Mexicanos: es tiempo de hacer un poderoso esfuerzo. Procuremos que esta vez, nuestras fuerzas lleguen a preponderar sobre todas fuerzas de la burguesía.

Ricardo Flores Magón

Regeneración, núm. 64, noviembre 18, 1911.



[1] Tiburcio Vigil. Agricultor. Amarillo, Tex., Carlsbad, N. M. Desde diciembre de 1911 operó con su guerrilla en la región de Ojinaga. El 16 de febrero de 1912, junto con Patricio Contreras, a la cabeza de “el Grupo Libertario” tomó el pueblo de Presidio de Pilares, Chihuahua “procediendo desde luego a quemar los archivos y a explicar a los vecinos los principios generosos por los cuales arriesgamos nuestras vidas.”  Hacia abril de 1912, se encuentra en Carlsbad, N. M. Entre 1910 y 1917, Reg. registra al menos 40 aportaciones económicas de Vigil para las distintas campañas de recolección de fondos que emprende la JOPLM. Así, en julio de 1914, este magonista, al igual que Miguel Montelongo, ofrece el producto de “dos surcos de camote” para la campaña de fondos que intenta evitar la muerte del semanario.

[2] Refiérese a Manifiesto. La Junta organizadora del Partido liberal mexicano al pueblo de México. Publicado en Regeneración, 23 de septiembre de 1911, núm. 56; p. 1.

[3] Vicente Miranda. Junto con Gumersindo Moncayo, Alejo Santos, Antonio Estrada y Marcos Rodríguez, reorganizó el grupo de Arson, en febrero de 1912, esta vez bajo el nombre de grupo “Ricardo Flores Magón”.

[4] Gumersindo Moncayo. Junto con Vicente Miranda, Alejo Santos, Antonio Estrada y Marcos Rodríguez, reorganizó el grupo de Arson, en febrero de 1912, esta vez bajo el nombre de grupo “Ricardo Flores Magón”. En su casa de Hamlin, Tex., el 16 de julio de 1916, se formaliza la organización del grupo “Fraternidad Humana,” formado por “simpatizadores de los principios anarquistas condensados en el Manifiesto de 23 de septiembre de 1911” y del que es nombrado secretario.  Hacia septiembre de ese año hace suya la propuesta de Hermenegilda Ávila de Weir, Tex., para cooperar con 5 dólares por persona para el sostenimiento Regeneración.

[5] Juan Francisco Moncaleano. Anarquista colombiano, seguidor de las tesis de Francisco Ferrer Guardia. La primera vez que se le cita en Regeneración. es con motivo de la lectura de un escrito suyo en un mitin celebrado en Anson, Tex. en noviembre de 1911. El año anterior había fundado en Bogotá, Col. el periódico Ravachol. Expulsado de su país, se afincó en La Habana, donde buscó establecer una escuela racionalista a lado de su compañera Blanca de Moncaleano. En 1912 fundó en la Ciudad de México, con Jacinto Huitrón la sociedad anarquista La Luz -grupo que participará en la organización de la Casa del Obrero Mundial- misma que publicaba un periódico del mismo título; en éste Moncaleano publica el artículo “Ricardo Flores Magón en la prisión”, que reproduce Regeneración. El 1 de septiembre de 1912 las oficinas de Luz fueron asaltadas por la policía y Moncaleano deportado por el gobierno maderista. El día 11 fue embarcado en Veracruz con rumbo a Santander, España. Regeneración organiza de inmediato una campaña para apoyar económicamente a Blanca de Moncaleano y a sus cuatro hijos que permanecen en la ciudad de México. A raíz de su deportación aparece en el semanario de Los Ángeles  una semblanza del colombiano en la que se reseñan sus principales actividades en México: “El grupo «Luz» fue la primera organización que fundó Moncaleano en México y que tuvo aceptación mundial. No conforme con esos triunfos, fundó la primera Escuela Racionalista apoyado por todos los que aspiramos al triunfo del ideal redentor. Una de sus grandes ideas fue el establecimiento de la Casa del Obrero, con su biblioteca y dormitorio para que en común fuera habitada por los compañeros que quisieran emigrar á México para que vivieran con comodidad viviendo unidos y fuertes. La casa se estableció, en sus salones pueden reunirse varios gremios. Uno de sus ideales que quedó por realizarse fue La Confederación Internacional de Obreros Libertarios.” En España escribe el artículo “La Revolución Mexicana. Lo que un testigo ocular dice a los Libertarios del Mundo”, en el que coincide con la interpretación que la JOPLM hace de la situación nacional. Este y algunos de los textos inicialmente publicados en Luz por Moncaleano reproducen en Regeneración. Para enero de 1913 Moncaleano se traslada a Los Ángeles, California y participa muy activamente en las actividades del PLM. Escribe a todos los grupos libertarios del mundo invitándolos a manifestarse en favor de su causa. A principios de 1913, mientras los dirigentes de la JOPLM están presos en la Isla McNeill, el colombiano promueve con Rómulo Carmona Robledo -con cuya hija Paula había casado EFM- la idea de trasladar las oficinas del semanario a un edificio muy amplio que dispone de salón de actos y habitaciones para alojar invitados. Ahí se establece la Casa del Obrero Internacional -con un planteamiento similar al de la Casa del Obrero Mundial de México-, en la que se establece también una Escuela Racionalista. La Casa del Obrero Internacional, si bien es saboteada por la sección latina de la IWW., es frecuentada por la comunidad mexicana de Los Ángeles. Dado el primer paso Moncaleano y Carmona proponen comprar el edificio y adquirir una imprenta para el periódico. La pareja se propone tomar el control político sobre la organización y su prensa por la vía de adueñarse de la infraestructura física en que se sustenta: local e imprenta. La situación estalla en abril de 1913, cuando Carmona manda el siguiente telegrama a RFM.: “Regeneración vísperas de morir. Mándeme poderes hacerme cargo y comprar imprenta”. Robledo. En un principio los presos desconfían de la autenticidad del comunicado, pero salen de dudas cuando Enrique recibe un telegrama de su esposa, inspirado, sin duda, por su suegro: “¿Qué prefieres más, tus amigos por quienes estas preso, o mujer e hijos?” El resultado es la ruptura política entre la junta y la mancuerna Moncaleano-Carmona; la ruptura familiar entre Enrique y su esposa Paula y el regreso de Regeneración a su modesto local en la calle de Boston. La historia de la Casa del Obrero Internacional es efímera: poco después de su fundación se desarrolla una fuerte campaña de The Los Angeles Times que la califica de “nido de ratas subversivas de filiación roja furibunda”. Posteriormente los inspectores del Departamento de Bomberos inspecciona el local y lo declaran inadecuado “por no ofrecer garantías contra incendios”. Cuando el semanario regresa a su antiguo domicilio, Carmona conserva el local aun por unos meses y finalmente, lo abandona. Tras la ruptura, Moncaleano edita, con León Cárdenas Martínez, el periódico Fuerza y Cerebro de El Paso, Tex. desde el que ataca a los magonistas.  Muere el 1 de enero de 1916 a la edad de 33 años.

[6] Antonio Estrada. Junto con Vicente Miranda, Alejo Santos, Gumersindo Moncayo y Marcos Rodríguez, reorganizó el grupo de Arson, en febrero de 1912, esta vez bajo el nombre de grupo “Ricardo Flores Magón”.

[7] María Jaramillo. Miembro del grupo “Fraternidad Humana”  de Hamlin, Tex. (1916). Hacia septiembre de ese año hace suya la propuesta de Hermenegilda Ávila de Weir, Tex., para cooperar con 5 dólares por persona para el sostenimiento Regeneración.

[8] Romualdo Jaramillo. Residente de Sylvester, Tex. En mayo de 1914, ofrece “contribuir con el producto de un acre sembrado de algodón, como otros compañeros de Texas, para matar el déficit” de Regeneración. Miembro del grupo “Fraternidad Humana”  de Hamlin, Tex. (1916).

[9] Julián Moncayo. Miembro del grupo “Fraternidad Humana”  de Hamlin, Tex. (1916). Mantuvo contacto con Regeneración hasta marzo de 1917.

[10] Aniceto Moncayo. Miembro del grupo “Fraternidad Humana”  de Hamlin, Tex. (1916). Mantuvo contacto con Regeneración hasta marzo de 1917.

[11] Alejandro Jaramillo. Miembro del grupo “Fraternidad Humana”  de Hamlin, Tex. (1916).

[12] Alejo Santos. Mantuvo contacto con Regeneración hasta 1913. Lector del semanario ácrata cubano Fuerza Consciente.

[13] Luis Villegas jr. Residente de Los Ángeles, Calif. probablemente el primer dibujante de origen mexicano que publicó caricaturas con el tema de la Revolución en México en Estados Unidos, entregó cinco ilustraciones a Regeneración.Agitador itinerante, participó como orador en sitios californianos con población mexicana simpatizante del PLM. A pesar de una probable infancia en territorio mexicano de Villegas, en sus caricaturas trasladó la Revolución Mexicana al paisaje californiano y sobre todo angelino, como lo testimonia su “Lo despachan con su música a otra parte.” El paisaje citadino está claramente inspirado en Los Ángeles, de un edificio carcelario que arde sale una multitud; el Tío Sam organillero con el letrero: «Promesas agrarias de Wilson a los mexicanos, » y los dibujos como sus monos ayudantes de Venustiano Carranza y Francisco Villa hacen clara referencia a sus respectivas posturas ante la Invasión Norteamericana a Veracruz de 1914.