En defensa de los mexicanos. El abuso de un sheriff

 

El compañero Juan Manuel Flores,[i] de Cameron, Tex., nos informa que una cuadrilla de trabajadores mexicanos se encontraba trabajando el 11 de diciembre anterior en la Sección de Ferrocarril número 54, cerca de Rosebud, Tex., cuando pasó por allí un muchacho americano, a quien uno de los trabajadores preguntó en inglés la hora. El americanito, que en la escuela aprendió de labios de imbéciles maestros que la raza americana es superior a todas las razas que pueblan el mundo, no se dignó contestar. Pocos minutos después, llegó el sheriff preguntando a los mexicanos quién se había atrevido a insultar a su hijo… los trabajadores, estupefactos, dijeron que nadie había insultado al mocoso; pero no satisfecho el representante de la Autoridad, se abalanzó sobre el trabajador Margarito López, a quien propinó sendos golpes. El pobre trabajador fue enviado al hospital de Santa Rosa, en San Antonio Tex., y el señor guardián del orden burgués fuma tranquilamente sus puros, pues las autoridades texanas no lo han perseguido. A López le ofreció alguien trescientos pesos por que no se quejara. ¿Qué dice de todo esto el Cónsul de México en San Antonio? ¡Nada! Los cónsules no desempeñan otro papel que el de policías del Gobierno en México.

Indignados contra un cuico

Los mexicanos residentes en Belén, N. M., están indignadísimos contra un policía que mató a un mexicano, según se asegura, de una manera cobarde. Se nos informa que el mexicano no llevaba arma de ninguna clase. El polizonte está preso, pero es casi seguro que saldrá en libertad bien pronto, pues mató a un pobre mexicano.

 

Ricardo Flores Magón

Regeneración, núm. 71, 6 de enero de 1912



[i] Juan Manuel Flores. Miembro del Grupo Regeneración de Cameron, Texas, fundado en diciembre de 1910. El 26 de abril de 1911 fue nombrado secretario de este grupo. Reunido en Watt Farm, Cameron, adoptó el nombre de Grupo Regeneración “Lázaro Alanís”. En septiembre, el grupo retiró el nombre del que acusó de traidor al  PLM.