Notas al vuelo

 

El periodista burgués Correa,[i] director del periódico La Crónica, que se publica en Aguascalientes, fue arrestado sin orden escrita de autoridad competente, como reza la ley, y, amarrado codo con codo, conducido a la cárcel por “delito de prensa”.

Lo curioso es que esto sucedió en Aguascalientes, donde la hace de gobernador un farsante, Alberto Fuentes D., que dice que es socialista; pero todavía más curioso es que estas cosas sucedan bajo el gobierno de bribones que dijeron que empuñaban la espada por la libertad del pueblo mexicano.

Eugenio V. Debs,[ii] pontífice máximo del socialismo americano, dijo alguna vez que el pueblo mexicano era entusiasta por la farsa electoral. Para cerrarle los mentirosos labios copio lo siguiente de El Imparcial de primero de este mes:

éste (el pueblo) no concurre (a las casillas electorales) y ve con material negligencia el acto electoral. En Pachuca es la tercera vez que se convocará a elección para Presidente Municipal. No se declaró legal la anterior por no haber obtenido el señor Paredes el número de votos necesario. En Tulancingo es la cuarta vez que se hace elección y por igual causa que la anterior se declaró nula.

El pueblo mexicano, con mejor sentido que el americano, hace pedazos la boleta electoral, arroja los pedazos a los hocicos de los políticos y toma el fusil para conquistar el derecho a la vida.

Leo en El Diario, de primero de este mes: “En el Partido de Calvillo, Estado de Aguascalientes, se levantó el pueblo pidiendo al Jefe Político renunciara; de lo contrario recurrirían al medio más práctico, como son los balazos.”

El farsante Fuentes ya envió esbirros y ha prometido imponer al tiranuelo Jefe Político, “pese a quien pese”.

¿Y con todo esto creerán todavía los demócratas que es el pueblo el que manda? Nada; gobierno es lisa y llanamente tiranía.

 

*      *      *

 

Los desheredados de la ciudad de México fueron invitados por algunos “amigos de la clase trabajadora” a una fiesta en el Parque Balbuena. Para que fuera más gente, al mismo tiempo que para hacerse popular el Chato, se anunció que asistiría a la fiesta el “gran demócrata” Don Francisco I. Madero.

Total: no asistió el público; el Chato, aburrido después de dar algunas vueltas por las desiertas callecillas del parque, se largó al diablo y los organizadores de la fiesta se festejaron solos.

Bien por los proletarios que no se prestan a farsas.

 

*      *      *

 

Un licenciadillo, “amigo de la clase trabajadora”, en la última sesión del Círculo Católico de Obreros, de Oaxaca,[iii] propuso que los miembros jurasen ante un crucifijo guardar fidelidad al Partido Católico[iv] y no separarse jamás de él. Los obreros, por una abrumadora mayoría, rechazaron tan estúpida proposición.

Ahora, compañeros, a largar al demonio ese círculo en que se os embrutece y a pensar con vuestra propia cabeza.

 

*      *      *

 

Los elementos maderistas de la ciudad de México, envalentonados porque los banqueros, los grandes comerciantes, los presidentes de empresas poderosas y otra canalla de la misma ralea habían pedido a Madero que pusiera un candado a la prensa independiente para que no publicara las noticias de la Revolución, por la sencilla razón de que esas noticias perjudican a los negocios, se propusieron hacer una manifestación pública contra dicha prensa. Se repartieron invitaciones y anuncios al por mayor; se hicieron cuantiosos preparativos; pero solamente unos cuantos gatos asistieron al lugar de reunión, y bostezando caminaron algunas calles entre las risas y los insultos de las personas que aman la libertad de la prensa. Según informan algunos periódicos, cada desgraciado manifestante recibió cincuenta centavos de gratificación por su “servicio”.

 

*      *      *

 

Regeneración Burguesa[v] ha muerto muy calladitamente, sin hacer ruido, matada por su propia insignificancia.

Regeneración Burguesa no podía vivir por mucho tiempo. Periódico sin ideales, no buscaba otra cosa que el encumbramiento personal de sus mediocres garrapateadores. Quisieron gritar para hacerse oír, pero el pueblo está cansado de políticos y les volvió la espalda.

Regeneración Burguesa, regenteada por un pederasta y un Judas no podía tener otro porvenir que una muerte rápida, sin gloria, sin prestigio. La muerte de ese sucio periódico es la mejor prueba de que los trabajadores mexicanos tienen consciencia de clase y no se dejan embaucar por vulgares aventureros.

La muerte de Regeneración Burguesa es un triunfo legítimo de nuestra

Regeneración Proletaria.

 

*      *      *

 

Un día antes de subir Madero al poder, declaró con la facultad que le caracteriza, que en tres meses a partir de esa fecha, que fue el 6 de noviembre, acabaría con la Revolución.

Se acerca a grandes pasos el 6 de febrero, y la Revolución, en pie, sigue su curso.

Una vez más lo repetimos, precisamente porque son grandiosos los fines de este movimiento: su duración será larga. ¡Adelante!

 

Ricardo Flores Magón

Regeneración, núm. 72, 13 de enero de 1912



[i] Posible referencia a Eduardo J. Correa (1874-1965). Abogado y periodista aguascalentense. Fundador, entre otros periódicos, de El Iris, La Juventud, La Bohemia, El Observador y El Horizonte, todos en su natal Aguascalientes. Fue partidario de Bernardo Reyes en la primera década del siglo XX. En 1912 dirigió La Nación, órgano del Partido Católico Nacional. Autor de varios volúmenes literarios.

[ii] Eugene Victor Debs (1855-1926). Líder del Partido Socialista Norteamericano y fundador de Industrial Workers of the World. Candidato a la presidencia de los Estados Unidos en varias ocasiones. Editor de The Appeal to Reason (Girard, Kansas), desde cuyas páginas se solidarizó con el PLM desde 1907. Al año siguiente, impulsó en la convención de su partido, celebrada en Chicago, una resolución en favor de los dirigentes del PLM presos en Los Ángeles. Se distanció de las posturas de la dirigencia liberal a mediados de 1911, a partir del derrocamiento de la dictadura porfirista. A pesar de sus diferencias mantuvo amistad con Goldman y otros anarquistas, apoyó a Sacco y Vanzetti. En 1918 fue sentenciado a 10 años de prisión por pronunciarse en contra de la guerra, y fue liberado por el presidente Harding en 1921.

[iii] Agrupación de corte mutualista organizada bajo los auspicios del arzobispo de Oaxaca, Eulogio Gregorio Gillow. Por orden de éste, la dirección del círculo recayó en José Othón Núñez Zárate. Funcionaba en el ex convento del Carmen, y llegó a contar hacia 1911 con un millar de afiliados. Su órgano impreso fue La Voz de la Verdad, “Semanario católico” (1896-1910), editado por el presbítero Luis A. Flores

[iv] Partido Católico Nacional. Fundado en la ciudad de México en mayo de 1911 con el fin agrupar a los católicos para que ejercieran sus derechos políticos. Presidido por Gabriel Fernández Somellera, su lema era “Dios Patria y Libertad”. En su programa político aceptaba la separación entre Iglesia y Estado, y pugnaba por una libertad de enseñanza que privilegiara la educación religiosa. Proponía asimismo la adopción de políticas apegadas a la doctrina social católica. Sostuvo la candidatura de Madero a la presidencia, y en las elecciones de 1913 propuso la candidatura de Federico Gamboa. Gran parte de su fuerza se concentró en los estados de Jalisco y Zacatecas. El partido fue disuelto al triunfo de la Revolución Constitucionalista.

[v] Regeneración, ciudad de México (1911). Redactores: Jesús Flores Magón, Juan Sarabia, Antonio Díaz Soto y Gama, Antonio I. Villarreal, Agustín Navarro Cardona, Fernando Iglesias Calderón, Santiago R. de la Vega y Luis Jasso.