Persecución burguesa

 

Una guerra a muerte ha sido declarada por la burguesía del oeste de los Estados Unidos contra la organización obrera más avanzada de este país: la Industrial Workers of the World (Trabajadores Industriales del Mundo).[i] La IWW gana prosélitos día a día, y a eso se debe que el capitalismo americano se sienta intranquilo y trate de aplastar por cuantos medios encuentra a la mano, aun los más viles, la simpática organización obrera revolucionaria.

En el Valle Imperial, sobre todo, la guerra a las locales IWW está siendo brutalmente sostenida. El edificio de la local de Holtville, Cal., fue incendiado por esbirros de los capitalistas, aprovechándose de la circunstancia de que los miembros de dicha local se encontraban trabajando fuera de la población. Todo ardió: la biblioteca, el archivo, el mobiliario, todo, todo. Y, para hacer todavía más odiosa la persecución, doce miembros de la local se encuentran presos acusados de (…) nada, absolutamente de nada, pues en este país de las libertades, en este llamado hogar de los bravos, se cometen atentados tan brutales, tan escandalosos, como en cualquier otro país del mundo. República, Imperio, Reino, todo es lo mismo para el trabajador, pues gobierno significa opresión para el pobre, libertad para el rico.

Los doce trabajadores presos en Holtville se encuentran en una miseria grandísima, y sujetos al maltrato que reciben todos aquellos que saben odiar a sus verdugos.

Para todo lo relativo a la defensa de esos trabajadores, dirigirse a Peter Le Blanc, Box 485, Brawley, Cal.

La burguesía no hace otra cosa que ahondar más el abismo que debe existir entre las dos clases sociales: la de los trabajadores y la de los ricos, y obrando de esa manera, apresura el advenimiento de la nueva sociedad. Perseguid, burgueses, que eso apresura el triunfo del proletariado.

 

Ricardo Flores Magón

Regeneración, núm. 72, 13 de enero de 1912

 



[i] Industrial Workers of the World (Trabajadores Industriales del Mundo). Organización sindical norteamericana fundada en 1905. Confluyeron en ella los sindicatos y uniones más radicales del movimiento obrero norteamericano. De inspiración internacionalista y anarcosindicalista, llegó a tener cerca de treinta millones de afilados. Ofreció apoyo y financiamiento a la JOPLM. Algunos de sus integrantes participaron tanto en la huelga de Cananea de 1906, como en la campaña del PLM en Baja California, en 1911. Buena parte de los miembros y simpatizantes del PLM, especialmente en las regiones mineras de Arizona, Colorado y California, eran a su vez miembros de los IWW.