Protesta

 

La colonia de proletarios mexicanos, de Bridgeport, Tex., envió un telegrama el 21 de marzo a Oscar B. Colquitt,[1] gobernador del estado de Texas, protestando contra la actitud que guarda la llamada justicia en el condado de Milam, en conexión con el asesinato del compañero Ramón Rangel, de Watts Farm, Cameron.

A propósito de este asunto, sabemos que todos los medieros mexicanos que trabajaban en terrenos de la Watts Farm han abandonado esas tierras en señal de protesta contra los burgueses por el asesinato del querido compañero; pero si bien tenemos gusto en consignar esa muestra de noble solidaridad con la que se pretendió castigar a los asesinos de la clase trabajadora, dejando improductivas sus tierras, nos duele decir que, tan pronto como los trabajadores abandonaron esas tierras, mexicanos inconscientes se apresuraron a solicitarlas de los patrones.

No hagáis eso, mexicanos; abandonad esas tierras, no las reguéis con vuestro sudor ahora y más tarde con vuestra sangre, cuando pidáis en la tienda de raya algo de lo que ya hayáis ganado. Considerad que es vergonzoso que, cuando vuestros hermanos dejan las tierras abandonadas para que sean los mismos burgueses los que tengan que regarlas con su sudor, seáis vosotros, proletarios también, los primeros en traicionar a los dignos trabajadores.

Mexicanos: no trabajéis en el Watts Farm. Antes que los gritos del hambre, deberíais oír los gritos de vuestra conciencia. Entre vosotros y vuestros amos está el cadáver ensangrentado de aquel apóstol de las nuevas ideas que se llamó Ramón Rangel. No paséis encima de ese noble despojo para recibir las migajas que os dejan los burgueses después de levantada la cosecha. No es un perro el que ha muerto; es vuestro hermano; el más digno, tal vez, de todos vuestros hermanos. Castigad a los burgueses dejándoles improductivas las tierras que ellos alegan que son suyas. ¿Suyas? Pues, que se las coman. No las hagáis producir.

 

Ricardo Flores Magón

Regeneración, núm. 83, 30 de marzo de 1912



[1] Oscar Branch Colquitt (1861-1940). Abogado, político, periodista y empresario petrolero norteamericano. Afiliado al Partido Demócrata. Senador por el estado de Texas (1895-1899). Autor de las leyes estatales contra la evasión de impuestos. Gobernador de Texas entre 1910 y 1915. Defensor de la ley seca e impulsor de la reforma del sistema penal en el estado. Al inicio de la Revolución en México se mostró como un celoso defensor de las leyes de neutralidad de los Estados Unidos. Entre 1911 y 1912 persiguió a reyistas y liberales que operaban del lado norteamericano de la frontera. Promovió ante el presidente Taft la intervención militar en México. Propuso la formación de un cuerpo de voluntarios en la frontera texana que complementara las labores militares de los rangers y de la guardia nacional. Durante la Primera Guerra Mundial mostró inclinaciones germanófilas.