¡Solidaridad!

 

Anunciamos a todos nuestros amigos y simpatizadores que hasta hoy, 18 de abril, hemos recibido muy poca ayuda de dinero para nuestra defensa. ¿Por qué es eso?

¿Se desea que se nos condene por falta de defensa?

Nuestra suerte está en vuestras manos, compañeros mexicanos y de todo el mundo.

¿Esperáis a que se nos condene para protestar contra la persecución de que somos objeto los miembros de la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano? Tal protesta sería extemporánea y aun ridícula.

Sabemos que se han remitido a Taft cientos de telegramas de protesta en estos últimos días; pero es preciso que esos telegramas caigan por millares en Washington. Al menos, enviad millones de protestas por correo. Firmad el cupón que para ese objeto se encuentra en la tercera plana de Regeneración.

Por medio de estas líneas damos las gracias a nuestros buenos compañeros y compañeras que se apresuraron a protestar.

De la agitación depende nuestra libertad, pues ya sabéis que no hay justicia bajo el presente sistema social.

No queremos que nos salvéis de la cárcel porque la temamos. Nada tememos, ¡ni la muerte! Pero sí creemos que la causa sufrirá algún trastorno si se nos atan las manos.

Necesitamos, pues, agitación mundial y dinero.

¿Tendremos todo esto? Por la Junta.

 

Ricardo Flores Magón

Regeneración, núm. 86, 20 de abril de 1912