Contra la persecución

 

Compañeros y desheredados en general: Salud.

El enemigo vela; el enemigo no duerme; el enemigo trabaja activamente para dar el golpe de muerte a Regeneración y ponernos a nosotros en presidio.

A la actividad del enemigo, los desheredados debemos oponer nuestra actividad.

La persecución contra Regeneración no es un incidente vulgar en la vida de un periódico, cuya desaparición no afecta sino a intereses particulares. El caso de Regeneración, su desaparición afectaría a la gran causa del Trabajo contra el Capital, especialmente en lo que concierne al movimiento del pueblo mexicano contra sus explotadores y tiranos.

Es necesario salvar a Regeneración. ¡Agitad, trabajadores todos, agitad! Enviad a Washington vuestra protesta, pero pronto, sin tardanza.

Si los tiranos comprueban por la agitación que se haga que el pueblo no ve con simpatía una persecución contra Regeneración y sus redactores, se verán forzados a desistir de sus propósitos.

Así, pues, a moverse, a agitar.

Con pena manifestamos que a nuestros desvelos por sostener con vida a   Regeneración, no se corresponde con una liberal ayuda monetaria. Con muchas dificultades logramos publicar cada número, por falta de dinero. Trabajadores: haced a un lado esa indiferencia, y ayudad a vuestro periódico. ¿No seria una vergüenza que muriera por falta de ayuda de parte de aquellos cuyos intereses defiende con entereza?

Vuestro por Tierra y Libertad.

Ricardo Flores Magón.

Regeneración, núm. 213, noviembre 20, 1915.