Trabajador

 

Todo aquel que se dice tu amigo, pero que mañosamente evita decirte que la solución de todos tus males está en la expropiación de la riqueza social para el beneficio de todos, es, en realidad, tu enemigo. Cuídate de él.

Todo aquel que aun abogando por la expropiación, no te dice que el único modo de llevarla a cabo es empleando la fuerza armada, porque tus opresores no te cederán de buen grado lo que tienen entre sus garras, es tu enemigo, y debes estar alerta.

Todo aquel que ante tu cólera te dice: debes, primero, instruirte y organizarte para poder ser libre, es tu enemigo, porque tus amos nunca te darán un momento de respiro en que puedas instruirte, y destruirán tu organización cuando ella se convierta en un peligro para las instituciones burguesas.

Todo aquel que te hable del empleo de medios pacíficos para conquistar tu emancipación, quiere, en realidad, el eternizamiento del sistema capitalista, para poder ser funcionario de tu unión. El funcionario de una unión de trabajadores es el peor enemigo de la Revolución, porque ésta le impide que continúe viviendo a sus anchas del sudor del proletariado.

Trabajador: cuídate de esas víboras que desgraciadamente abundan en el campo obrero.

 

Ricardo Flores Magón

Regeneración, núm. 256, 21 de abril de 1917.